Para satisfacer a los reguladores, Youtube planea eliminar los anuncios segmentados en videos dirigidos a menores.

Las fuentes, según un reporte de Bloomberg, aseguraron que la medida podría afectar inmediatamente las ventas de anuncios para el gigante del video. Aún así, no tanto como otras propuestas en medio de las conversaciones con los reguladores.

La Comisión Federal de Comercio está investigando si Youtube violó la Ley de Privacidad en línea para niños. Aunque la institución ya llegó a un acuerdo con la empresa, después de meses de conversaciones, aún no se han publicado los términos.

Aunque los planes podrían cambiar, Youtube estaría dispuesto a ceder en la monetización de ciertos videos para evitar que la agencia imponga una multa multimillonaria.

Los anuncios dirigidos, conocidos en inglés como «targeted ads», se basan en la recopilación de información sobre los usuarios. Sin embargo, la Ley de Privacidad para menores prohíbe a las compañías recopilar datos de menores de 13 años de edad sin el permiso expreso de los padres. Por ende, no está permitido que dicha población sea segmentada dentro de ese tipo de anuncios.

Youtube ha argumentado que su sitio principal no es para niños menores de 13 años de edad. También ha insistido en que Youtube Kids, la aplicación para menores, no utiliza anuncios dirigidos. Videos de youtubers infantiles, canciones y dibujos animados dirigidos a niños pequeños tienen miles de millones de visitas.

Los antecedentes

La investigación también ocurre en un marco de quejas generalizadas por la facilidad de exposición a contenidos nocivos de los niños en el sitio principal. Es el caso de imágenes horribles y videos supuestamente infantiles en los que se incita al suicidio.

En abril de 2018, grupos de consumidores de Estados Unidos se quejaron frente a la recopilación de información sobre menores para usar en publicidad dirigida en Youtube. Una vez que la comisión recogió el caso, estos grupos sugirieron que la agencia obligara a Youtube a mover todos los videos de los niños a su lugar designado la aplicación para niños, Youtube Kids.

Joseph Simons, el presidente de la Comisión Federal de Comercio, ha planteado otra idea. A principios de julio, indagó con los reclamantes si quedarían satisfechos con la inhabilitación de los anuncios en estos videos.

Dado que no se ha dado a conocer si los planes de eliminar la publicidad dirigida significan la desmonetización de ciertos canales, se desconoce si el modelo de los youtubers podría verse afectado.

Tampoco se conoce cómo haría Youtube para clasificar los videos «dirigidos a menores», sin acceder a los datos de los niños para reconocerlos.

La plataforma de video de Google vende diferentes tipos de anuncios de video. Unos combinan el contexto de un video con un mensaje comercial y muestran información relacionada. Otros habilitan que expertos en marketing puedan segmentar a un grupo demográfico en función de los datos que recopila de ellos en los servicios de Google. Por ejemplo, los sitios web que visitan, las búsquedas que realizan, los temas que abordan en sus correos, etc.

Los ingresos

La firma de investigación Loup Ventures calcula los ingresos de Youtube por las cuentas de contenidos infantiles entre los 500 millones y los 750 millones de dólares al año. Reducir los anuncios dirigidos afectaría esos ingresos. Según el analista Doug Clinton, el impacto potencial de que Youtube reduzca los anuncios dirigidos en 10%, sería de alrededor de 50 millones de dólares.

Para Josh Golin, de la Campaign for Commercial-Free Childhood, uno de los grupos denunciantes, eliminar los anuncios segmentados de los videos no garantiza que Youtube deje de rastrear los hábitos web en caso de que los niños miren otros tipo de videos.

Fuente: GDA