«La inflación del mes de abril es del 44,7 % (…) y esto nos da una inflación acumulada de 665,9 % (en lo que va de año) y una inflación interanual (…) del 1.304.494 %«, dijo en rueda de prensa el miembro de la comisión Ángel Alvarado.

El diputado y economista indicó que luego de que entre marzo e inicios de abril los precios de los productos se mantuvieran, en las últimas tres semanas se ha acelerado su crecimiento.

Reiteró que las «razones profundas del colapso de la economía no se están atacando», y señaló que según estimaciones del Parlamento, de clara mayoría opositora, los venezolanos que perciben salario mínimo solo pueden comprar el 1 % de la canasta básica alimentaria, pese a que hace más de una semana hubo un aumento que duplicó el ingreso mínimo mensual.

Aunque el incremento del salario no fue publicado de manera oficial, gremios de trabajadores del sector público han informado que su sueldo pasó de 18.000 (3,45 dólares, según la tasa oficial) a 40.000 bolívares (7,68 dólares).

«Por más que haya ajustes, el salario cada vez compra menos (…) según nuestras estimaciones la canasta básica alimentaria se acerca a 1.171.732 bolívares (225,21 dólares) para el sostenimiento de una familia estándar (4 personas) en Venezuela», agregó.

Nicolás MAduro, durante el acto del 1 de mayo en Caracas (Reurters)

Nicolás MAduro, durante el acto del 1 de mayo en Caracas (Reurters)

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras probadas del mundo, atraviesa una severa crisis económica traducida, además de hiperinflación, en escasez de medicamentos y fallos en los servicios públicos.

La comisión de finanzas del Parlamento venezolano empezó a ofrecer en enero de 2017 un índice de precios al consumidor debido a que el Banco Central llevaba más de dos años sin publicar la inflación y otros indicadores.

El Legislativo elabora el índice con base en los precios de una canasta de bienes y servicios representativa del consumo del venezolano, a la que se le asigna unos pesos relativos, siguiendo la metodología que tenía para confeccionar la Encuesta de Precios que dejó de publicar en 2015.

Con información de EFE