La iniciativa se da después de que la empresa de software Adobe anunciara la suspensión de sus actividades en Venezuela debido a las sanciones impuestas a Caracas

Un grupo de venezolanos está pidiendo firmas a sus connacionales que serán entregadas al gobierno de los Estados Unidos para que considere la emisión de una licencia general, con el fin de que los proveedores de servicio puedan seguir haciendo negocios con ciudadanos y/o empresas venezolanos sin ser penalizados por las sanciones impuestas por aquel país a la administración de Nicolás Maduro.

La iniciativa es una reacción al reciente anuncio de la empresa de tecnología Adobe en el que informa a los venezolanos, que debido a las sanciones de EEUU el 28 de octubre dejará de proporcionarles acceso al software y a los servicios, tampoco les permitirá realizar nuevas compras, pues ya no está autorizada.

La empresa señala que la decisión se produce en atención a, específicamente, la orden ejecutiva 13884, firmada por el presidente Donald Trump el pasado 5 de agosto, que prohíbe casi todas las transacciones y servicios entre empresas, entidades e individuos estadounidenses en Venezuela e indica que no podrá reembolsar a los usuarios que ya pagaron por alguno de sus productos.

Adobe es la creadora de programas muy utilizados en Venezuela como Photoshop e Illustrator. Aclara también que tampoco proporcionará acceso a software y servicios gratuitos.

La carta, que puede firmarse en línea, expone que como resultado de esta sanción “muchas empresas han decidido detener las interacciones con los ciudadanos venezolanos, independientemente de sus vínculos con la administración de Nicolás Maduro”.

Por otro lado, y como resultado de la misma orden ejecutiva la compañía británica Transferwise, empresa especializada en transferencias internacionales de dinero, informó que el 21 de octubre cerrará las cuentas de sus clientes en Venezuela, a quienes recomienda iniciar sesión antes de esa fecha para que retiren su dinero. Una vez pasado ese tiempo, tendrán que contactar a la compañía para retirarlo. “Se ha hecho insostenible brindar el apoyo adecuado. Si esto cambia, avisaremos”, explicaron a sus clientes en el país.