Los venezolanos que obtengan visado por razones humanitarias en España tendrán permiso de trabajo y residencia hasta por un año. Pero deberán abandonar los refugios y las ayudas del gobierno español en el plazo de 15 días posteriores a la notificación.

El gobierno español otorga ayudas a los venezolanos que se declaran como perseguidos políticos. Estos pueden vivir en un refugio donde reciben tres comidas al día y le garantizan la educación a los niños. También reciben 100 euros mensuales para gastos de transporte e higiene.

En los últimos días, España realizó la aprobación masiva del visado por razones humanitarias a una gran cantidad de venezolanos. Aunque la medida fue recibida con alegría, a muchos les causa preocupación tener que buscar un lugar propio donde vivir, reseñó el portal web Al Navío.

En su mayoría, no cuentan con los recursos necesarios para buscar un hogar, ni para mantenerse. Si bien, ya pueden empezar a trabajar, alegan que 15 días es muy poco tiempo para buscar un empleo.

Al menos 15 venezolanos que habitan en el refugio de Vallecas han pedido al ministerio un plazo más largo para abandonar el centro y renunciar a las ayudas. Solicitan un periodo de transición para garantizar que las familias en situación de vulnerabilidad puedan pasar, sin traumas, de las ayudas del refugio a la completa independencia.

Las familias también se han puesto en contacto con el Defensor del Pueblo, Francisco Fernández Marugán, quien asegura que estudiará su situación. También le plantearon el caso al embajador de Juan Guaidó, Antonio Ecarri.

El embajador explicó que la aprobación del visado por razones humanitarias ha sido un gran logro de la comunidad venezolana. Aseguró que el gobierno español no ha otorgado estas concesiones a ningún otro colectivo.