En consecuencia, advierte sobre los riesgos de que el Reino Unido adopte la tecnología 5G que ofrece el gigante de las telecomunicaciones asiático. La nueva acusación llega en momentos de tensiones entre Washington y Beijin, debido a que Estados Unidos considera que los equipos podrían utilizarse para espionaje, además de que investiga una posible violación a sanciones internacionales

El mayor fabricante de equipos de telecomunicación, Huawei, ha sido financiado por la Comisión Nacional de Seguridad china, por el Ejército Popular de Liberación y por la red de inteligencia estatal de ese país, informó el sábado un artículo de The Times, basándose en un informe de la CIA.

La revelación, que se suma a anteriores acusaciones que pesan en Occidente sobre la compañía, podría implicar riesgos concretos para la seguridad de, por ejemplo, el Reino Unido, si este país finalmente optara por adoptar su infraestructura 5G.  

El citado periódico británico se basa en informaciones de la inteligencia estadounidense que aseguran que el gigante chino, que ambiciona suministrar tecnología clave a las redes de telefonía móvil 5G en este país, habría recibido dinero procedente de sucursales del aparato de seguridad estatal de Pekín.

Oficinas de Huawei Technologies en Alemania (Foto: Raymond Korhon)

Oficinas de Huawei Technologies en Alemania (Foto: Raymond Korhon)
A principios de año, EEUU compartió esa información con el Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda y Canadá, sus socios en la alianza que mantienen en materia de inteligencia (el llamado Club de los Cinco Ojos o «Five Eyes Club»).

Huawei desestimó las acusaciones de ese momento en una una declaración en la que las tilda de carecer de fundamento, y de estar «respaldadas por cero evidencia de fuentes anónimas».

En China, por ley, las empresas están obligadas a cooperar con sus sucursales de seguridad, lo que hace temer que podría facilitar la instalación de algún acceso «por la puerta de atrás» en el software, permitiendo espiar o alterar las comunicaciones británicas.

El artículo ha servido de advertencia, toda vez que el Gobierno británico tiene intención de revisar sus planes de introducir en este país tecnología 5G en el próximo Consejo de Seguridad Nacional.

Esa revisión gubernamental tiene como objetivo «asegurar que nadie (ninguna compañía de telecomunicaciones) se vuelve demasiado poderosa», según reveló otra fuente oficial del Ejecutivo.

Stand de Huawei en el CES (Consumer Electronics Show) en Shanghai, China, en el año 2018 (June 14, 2018. REUTERS/Aly Song/File Photo)

Stand de Huawei en el CES (Consumer Electronics Show) en Shanghai, China, en el año 2018 (June 14, 2018. REUTERS/Aly Song/File Photo)

En este sentido, The Times recuerda que el pasado mes el centro de ciberseguridad nacional de este país, el GCHQ, advirtió que el Gobierno tendría «dificultades» para gestionar los riesgos de seguridad que plantea la empresa china tras haber detectado «problemas significativos y preocupantes» con su softwware en el Reino Unido.

Paralelamente, una fuente de la inteligencia estadounidense indicó que las agencias norteamericanas creen que el ministerio chino de seguridad nacional -su principal organización de espionaje- ha aprobado la financiación de Huawei por parte del Gobierno chino.

Por ello -agrega esa fuente- permitir a Huawei vender su tecnología 5G a cualquier miembro del citado «Five Eyes Club» es «problemático» pues «China cuenta con leyes de inteligencia y seguridad nacional que fuerzan a las empresas a ayudar al ejército chino».

Huawei ha insistido en varias oportunidades afirmando que es una empresa privada, independiente de cualquier influencia del Gobierno chino y en repetidas ocasiones ha negado que pueda representar un riesgo para la seguridad de Occidente.

Los ejecutivos del gigante chino, cuya sede se encuentra en Shenzhen, sostienen que el Estado chino nunca les ha pedido que recaben información y que una petición así sería «rechazada categóricamente».

Meng Wanzhou, directora de finanzas de Huawei (REUTERS/Alexander Bibik)

Meng Wanzhou, directora de finanzas de Huawei (REUTERS/Alexander Bibik)

Esta nueva acusación llega en momentos de tensiones entre Washington y Beijin, debido a que Estados Unidos considera que los equipos de Huawei podrían utilizarse para espionaje, además de que el país investiga una posible violación a sanciones internacionales.

En efecto, Meng Wanzhou, directora financiera de Huawei e hija de su fundador, Ren Zhengfei, fue arrestada en Canadá en diciembre pasado a pedido de los Estados Unidos. Fue acusada de fraude bancario y de violar las sanciones estadounidenses contra Irán.

Fuente: Infobae.com