El Tribunal 21º de Control ratificó privativa de libertad contra el politólogo Nicmer Evans por el presunto delito de instigación al odio. A las 7:18 pm funcionarios de la Dgcim lo trasladaban a su sede en Boleita, Caracas.

Más temprano, el mismo tribunal permitió la entrada de la esposa de Evans, Marta Cambero, para que presenciara la audiencia de presentación del director de Punto de Corte. Así lo informó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa.

Funcionarios de seguridad del régimen de Nicolás Maduro detuvieron a Evans el lunes en la noche por supuesta instigación al odio. Los uniformados permanecieron gran parte del día en la residencia del opositor con una supuesta orden de allanamiento.

“Ellos accedieron al apartamento donde estaban personas de la tercera edad y mi hijo de 6 años. Revisaron la casa, su interés eran los equipos electrónicos que se llevaron. Nos quitaron el wifi”, declaró su esposa, Martha Cambero, a la prensa en las adyacencias de la Dgcim.

Cambero dijo que los abogados no han podido acceder a los expedientes de Evans y que las autoridades no han suministrado ningún tipo de información relacionada con la detención.