El deterioro por las malas políticas de mantenimiento fue una de las causas del descarrilamiento del tren en la estación Los Cortijos del Metro de Caracas, afirmó el ex trabajador del sistema subterráneo Wilson Gutiérrez.

El accidente, ocurrido en horas de la mañana, no produjo víctimas fatales, solo algunos lesionados leves.

Gutiérrez recalcó que esta situación ya se había advertido. “No hay que ser brujo para saber que algo como esto ocurriría. Las condiciones de las vías y trenes no son aptas. No tienen el debido mantenimiento”, dijo.

El también luchador social del movimiento Arco Laboral explicó  que los que dirigen actualmente la compañía han hecho caso omiso a las precarias condiciones en las que se encuentran las instalaciones.

“Lamentablemente, con este gobierno se estaban practicando solo dos de las cinco etapas de mantenimiento (preventivo y correctivo) que se deben de ejecutar en todo sistema. Lo ocurrido hoy demuestra que se dejaron de realizar (…) Hoy en el Metro no hay personal apto. Muchos han sido asignados a las gerencias a dedo y no tienen la mínima idea de dónde están parados”, afirmó.