Quince personas murieron como consecuencia del coronavirus en la provincia china de Hubei, donde surgió la epidemia, lo que eleva el número de muertos a 41.

Las víctimas fatales se registraron en la capital de la provincia, Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes donde se detectó por primera vez el virus, precisó la Comisión de Salud de Hubei.

Wuhan y otras 13 ciudades de la provincia fueron puestas en cuarentena para contener el contagio de este virus mortal que se ha extendido a escala nacional y a otros países.

Además de los 15 muertos por el coronavirus en Hubei, se han registrado 180 nuevos casos en la provincia, 77 de ellos solo en la ciudad de Wuhan, y la mayoría de los otros en localidades más pequeñas y actualmente confinadas.

Varias de estas ciudades han registrado sus primeros casos del agente patógeno, llamado por ahora 2019-nCoV, según la comisión.

Los 180 nuevos casos se suman a los 830 ya confirmados en China, de acuerdo con el último balance.

Este virus puede causar enfermedades leves en las personas, como un resfriado, pero también otras más graves como el Síndrome Respiratorio Agudo Severo.

Hasta ahora se han confirmado casos en Francia, Tailandia, Japón, Taiwán, Corea del Sur, Macao y Estados Unidos. También se ha informado de un caso sospechoso en Hong Kong.