¿Sabías que Stan Lee odiaba maldecir en público? Es una vieja historia que buena parte de los fans de Marvel consideran entrañable. Ahora, la anécdota es el centro de un maravilloso cortometraje que rinde homenaje a la leyenda de Marvel y quizás una de las figuras más importantes del mundo del cómic.

El cortometraje lleva por título Sessions With Stan y es una obra mezcla entre el estilo de animación vitalista y colorido del conocido artista Kosperry y Aron Fromm, un ex editor de sonido de Lee que trabajó con él durante casi una década.

De hecho, la complicidad entre ambos artista ha resultado vital para el maravilloso resultado del corto, que toma grabaciones reales de la voz de Lee y las modula en edición hasta crear la extrañísima sensación de que se trata de una escena corriente en el estudio del fallecido genio. Las pistas de voz proceden el archivo que Fromm: en el brevísimo fragmento, podemos ver a Lee en su estudio, tan vivo y real que resultará un regalo para buena parte de los fanáticos.

Por si te resulta desconocida la curiosa anécdota, Stan Lee solía celebrar sus éxitos o dedicar palabras de elogio a través de la expresión latina “¡excelsior!”, cuya traducción aproximada es ‘Siempre hacia arriba’. La frase es es el lema oficial del estado de Nueva York desde 1778, que además es la ciudad natal del ilustrador y guionista. Aunque pasará a la historia para el fandom de Marvel por ser el lema que el genio de Lee usaba en medio de su constante convicción que el optimismo “debía compartirse”.

De hecho, en 2007, Stan Lee comentó en una entrevista a io9, que había escogido la expresión por dos razones: sabía que poca gente sabría su significado de inmediato y que además se convertiría en su forma de alabar y celebrar lo “bueno y admirable de la vida”.

Según sus propias palabras, competidores y admiradores solían imitarle, de modo que decidió que usaría una palabra ¿mágica? para distinguirse del resto. ‘Voy a escoger una expresión que no van a saber qué significa y no sabrán pronunciar. Así surgió Excelsior y, afortunadamente, nunca la copiaron”, explicó Lee en la entrevista.

Pero en Sessions With Stan, el querido ilustrador pierde un poco la paciencia y se le escucha decir ‘Fuck!’ en lo que parece ser una broma privada entre los responsables de la producción y el héroe de Marvel, lo que hace aún más encantadora la propuesta.

La grabación en sí es una delicia, ya que Lee lanza su campaña para legitimar las maldiciones y convertirlas en una forma un poco más adulta y menos amable que “¡excelsior!, aunque claro está, se trata de un truco de edición de sonido llevado a cabo con sumo cuidado por Fromm. Aun así, es un recuerdo encantador, aunque profano, de un icono.

Fuente: