Mark Cerny ha dado detalles de la próxima consola de Sony, que será compatible con el actual casco de PSVR, tendrá SSD y será más potente.

Por primera vez, Sony ha ofrecido detalles específicos sobre lo que será (y no será) su nueva consola, que no está confirmado que vaya a llamarse PlayStation 5. En una entrevista exclusiva a WiredMark Cerny retoma el papel que ya jugó con Playstation 4, no sólo como el arquitecto jefe de la máquina sino como evangelista tecnológico de la misma. De esta primera toma de contacto, podemos sacar varios detalles clave: no saldrá en 2019 bajo ningún concepto, será retrocompatible con PS4, tendrá lector de formato físico para los juegos y un sistema de almacenamiento personalizado SSDpara atacar los tiempos de carga actuales.

Procesador y gráfica de AMD

La entrevista comienza hablando del corazón de la máquina que todavía no tiene nombre oficial, nadie la llama en público «PlayStation 5» pero nadie imagina que pueda tener otro nombre. El paso de generación exige una mejora en los elementos básicos: CPU, GPU y memoria. El procesador central estará basado en la tercera generación de Ryzen de AMD, con 8 núcleos en una microarquitectura Zen 2 de 7nm.

El procesador gráfico es una versión personalizada de la familia Navi, mencionándose la posibilidad de soporte para ray tracing, uno de los viejos sueños del videojuego por su capacidad de mejorar visiblemente el realismo visual de entornos y efectos. Es una técnica extremadamente costosa de ejecutar en tiempo real, por lo que siempre hay que tomar este tipo de afirmaciones con sano escepticismo -aunque Cerny tiene ganada fama de no inflar sus declaraciones-. Incluso comenta otras aplicaciones para esta técnica, como mejorar la forma en la que el sonido en un videojuego viaja por el entorno, lo que tendría interesantes aplicaciones en juegos de sigilo.

Compatible con PSVR

Cerny habla también habla de un extra de potencia para la máquina en cuestión de sonido, con capacidades de audio tridimensional que se podrán apreciar desde una televisión normal -aunque será con auriculares como se disfrute en todo su esplendor-. Uno de los detalles que no le gustó de PS4 fue la poca evolución del audio que ofrecía la consola, así que la incorporación de esta tecnología es un detalle que tenía claro.

Hay, por supuesto, un aspecto anexo que se toca la entrevista: realidad virtual. La compañía no va a hablar todavía de sus planes de futuro sobre esta tecnología, pero Cerny deja algunas perlas: «es importante para el futuro de Sony» y «la nueva máquina es compatible con las actuales gafas», detalles útiles para los que apostaron por esta tecnología. Si habrá nueva generación de gafas, es todavía una incógnita.

Tiempos de carga más rápidos

Gran parte de la entrevista va dedicada a lo que el ingeniero define como uno de los pasos más importantes que se van a dar: un sistema de almacenamiento personalizado basado en SSD pero con capas extras en la velocidad de transmisión y ancho de banda. El almacenamiento interno de las actuales consolas es en gran parte responsable de los tiempos de carga que todavía se sufren, pero además también limita aspectos como la fluidez de la cámara o la capacidad que tienen los juegos para «dibujar» y presentar el mundo en pantalla.

Spiderman PS5
Spider-Man / Sony

En la entrevista ilustra todo esto con una demostración usando Spider-man, juego en el que Cerny tuvo una participación directa, usando diversos trucos para mostrar la gran diferencia que se puede lograr entre lo que puede hacer una PS4 Pro y lo que ya hace un prototipo «lento» de la nueva máquina. Algunos pequeños estudios selectos ya están trabajando con ella, y el reparto de kits de desarrollo sólo se ha empezado a acelerar en las últimas semanas. Lo que puede ofrecer a nivel técnico es, todavía, algo que desarrolladores de todo el mundo están descubriendo sobre la marcha.

Retrocompatible: funcionarán los juegos de PS4

Entre los detalles relevantes mencionados en la entrevista, quizás uno de los más interesantes es la confirmación de que será retrocompatible con PS4. Esto nos permite vislumbrar un paso de generación suave, con juegos disponibles en ambos formatos -ante la pregunta por un juego concreto, Death Stranding, sólo se asegura que saldrá en PS4, pero no se niega que haya planes de transgeneracionalidad con él-. Con la confirmación además de que habrá formato físico -que no se ponía en duda- se puede especular con que el siguiente paso de Playstation es reconocible para el usuario tradicional de videojuegos.

Quedan muchos detalles por descubrir y no hay indicios sobre los plazos que maneja la compañía en cuanto a la presentación de la nueva máquina, habiendo descartado la opción más evidente del próximo E3, pero ya sabemos que está en marcha y que no tardará en llegar. Los primeros pasos de la la nueva generación ya han comenzado.

Fuente: MeriStation.com