El senador por el estado de Florida, Rick Scott, se pronunció por la muerte de niños en espera de trasplante en el Hospital J. M de los Ríos aquí en Caracas, señalando que esto se debe “a la falta de servicios básicos”.

“Cuatro niños han muerto en un hospital en Venezuela debido a la falta de servicios básicos, tal como un sistema de ventilación”, dijo.

Asimismo, destacó que ningún infante debe morir por “un dictador hambriento de poder”.

“Estas son las circunstancias desagradables en las que las personas de Venezuela viven. ¡Niños no deben morir debido a un dictador hambriento de poder!”, enfatizó.