La embajada de Rusia en Caracas anunció este miércoles 26 de junio, la retirada de Venezuela de un grupo de especialistas militares rusos encargados supuestamente del mantenimiento de equipos.

El sábado 23 de marzo, dos aviones militares rusos llegaron a territorio con soldados para «cumplir contratos técnicos militares», según reportaron agencias de noticias.

«Rusia tiene varios contratos que ya están en proceso de cumplimiento, contratos de carácter técnico militar, y hacen varios vuelos y traen varias cosas», le dijo una fuente de la embajada rusa en Venezuela a la agencia rusa Sputnik.

No obstante, la embajada no precisó el número de los especialistas rusos que regresaron este jueves a su país, ni tampoco la cifra de los técnicos que continúan prestando sus servicios en Venezuela.

En paralelo, el Ministerio de Exteriores ruso informó este martes sobre el envío de otro grupo de técnicos militares a Venezuela.

«Seguirán trabajando en el mantenimiento del equipo suministrado previamente a Venezuela en el marco de los contratos de cooperación técnico-militar», dijo el vicetitular de la cartera, Serguéi Riabkov.

El 3 de junio, el presidente Donald Trump, informó a través de su cuenta en Twitter que Moscú había confirmado a Washington que «la mayoría de su gente había abandonado Venezuela».

Al día siguiente, el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, negó la información y lo atribuyó a «referencias indirectas de prensa».

«Esto es aparentemente una referencia indirecta a informaciones de prensa porque no hubo ningún mensaje oficial de parte de Rusia y no podía haberlo», declaró.