El joven Rufo Chacón, que perdió la vista debido a que policías del Táchira dispararon perdigones durante la represión de una protesta por la falta de gas, pidió este viernes a quienes lo apoyan que no olviden su caso.

«Les agradezco a todos los grupos en las redes sociales que han demostrado su apoyo. Lo único que les pido es que no se olviden de mí», dijo Chacón a los periodistas.

Adriana Parada, madre de Chacón, solicitó a las autoridades de Relaciones Exteriores que le otorguen el pasaporte a su hijo para sacarlo del país y someterlo a los estudios médicos necesarios.

«Hay que ponerle de todo, no se puede dejar solo. Yo tengo que hacer todo lo que pueda, porque él quiere ver. Hay países que me han dicho que él puede recuperar la vista, pero debemos hacer las gestiones», dijo Parada en rueda de prensa y en compañía de Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal.