Manuel Ricardo Cristopher Figuera habló con funcionarios estadounidenses y concedió doce horas de entrevista exclusiva a The Washington Post

El exjefe del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin), el general Manuel Ricardo Cristopher Figuera, llegó este lunes 24 de junio a Estados Unidos con lo que calificó como un “tesoro”, al referirse a los presuntos secretos que desvelará respecto al mandatario venezolano Nicolás Maduro, aseguró The Washington Post.

Figuera, según el diario estadounidense, estuvo dos meses escondido y protegido y acusa al Gobierno venezolano de negocios ilegales con oro, asegura la presencia de células de Hezbolá en Venezuela y destaca la influencia de Cuba en Maduro.

La información difundida este lunes por el medio se basa en declaraciones de destacados opositores venezolanos, funcionarios de EEUU y doce horas de entrevistas exclusivas con Figuera, las primeras que concede a un gran medio de comunicación.

Figuera, de 55 años, reconoce como presidente legítimo de su país a Juan Guaidó, aunque sigue siendo de corazón “chavista”, pues fue durante una década el jefe de seguridad del fallecido presidente Hugo Chávez.

Aseguró al diario que no se arrepiente de haberse levantado contra Maduro, pese a que el intento de sacarlo del poder fracasó, lo que lo impulsó a ponerse en manos de agentes estadounidenses en Colombia.

Acotó que su trabajo al frente del Sebin le hizo ver la “podredumbre” dentro del Gobierno de Maduro.

También, denuncia que comenzó a investigar una compañía creada por un asistente del hijo de Maduro que había establecido un monopolio comprando oro barato a mineros del sur del país para venderlo a precios elevados al banco central.

El periódico también indica que la oposición y los estadounidenses “han celebrado una parcial victoria con la deserción de Figuera”, porque evidencia “que han sido efectivos y que su esfuerzo se mantiene vigente incluso después del levantamiento fallido”.

Agrega que también el general Figuera que obtuvo información de que en Venezuela operan grupos irregulares con la protección del Ejecutivo, entre ellos el Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia.

También se refirió a la presencia de Hezbolá en Maracay, Nueva Esparta y Caracas, presuntamente ligada a “negocios ilícitos para financiar operaciones” en Oriente Medio.

“Descubrí que los casos de narcotráfico y de guerrillas no debían ser tocados”, explica Figuera.

La influencia de Cuba en Venezuela queda reflejada en varias frases del antiguo jefe de Inteligencia: “Raul (Castro) era como un asesor de Maduro” y “Si (Maduro) estaba en cualquier reunión, podía ser interrumpida si Castro llamaba”.

Foto: Captura de video.

The Washington Post señala que Figuera envió un mensaje a Maduro en abril en el que describía la situación del país como “deplorable” y le sugería que convocara elecciones, pero el presidente venezolano le llamó “cobarde, derrotista”, narra el artículo publicado por el rotativo que para el exfuncionario eso fue “el punto de quiebre, tenía que actuar”.

El exjefe del Sebin finalizó aseverando que se arrepiente de algunas de sus acciones, pero no de todas