Hace unos días las modelos venezolanas Laura Zabaleta y Gabriela Coronado, entre otras siete personalidades, fueron detenidas por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) por no acatar la orden de cuarentena nacional para enfrentar la pandemia por covid-19.

El grupo de modelos y varios hombres asistieron a una fiesta clandestina en una residencia de Las Mercedes, Caracas.

Según reseñaron varios medios de comunicación, en la fiesta, realizada específicamente en el piso 2 del Conjunto Residencial “Vistalta”, reinaban las bebidas alcohólicas y las sustancias ilícitas.

En la reunión, que incumplía el Decreto Presidencial Nro. 6519 de fecha 13 de marzo, también estaban María Zabala, María Hernández, Dario Arias, Janchi Frey, Fernando Tabares, Andres Atencio y William Marcano.

Entre los detenidos también se encontraba Maria Zabala, Reina de los Carnavales Bolipuertos 2020, concurso y evento organizado por el ente gubernamental y aliados del régimen.

Esta sería la tercera vez, en menos de dos meses, que modelos, artistas o jóvenes nacionales o internacionales son parte de un escándalo por participar en una fiesta con drogas y alcohol, en medio de la pandemia.