El régimen de Nicolás Maduro utiliza un lenguaje amenazador y provocador con respecto a Colombia porque busca la guerra, aseguró el ex ministro Rafael Ramírez.

En un artículo publicado en su página web, el ex presidente de Pdvsa acusó al líder del oficialismo de estar aferrado al poder sin importarle el daño que causa al país.

Ramírez dijo que esto es más peligroso si buscan la guerra: «Maduro ha venido haciendo uso de un lenguaje amenazador, provocador con respecto a Colombia. Ha decretado una alerta naranja que nadie sabe de qué se trata, ni siquiera el mismo gobierno».

Añadió que el recurso de la guerra no es nuevo en regímenes autoritarios. A su juicio, lo utilizan para distraer al pueblo de los graves problemas internos existentes.

«Así lo hizo la junta militar argentina cuando decidió la acción militar en Las Malvinas, o Fujimori en Perú, cuando provocó un incidente militar en la frontera con Ecuador. Provocan o buscan la guerra, vienen los muertos, las tragedias de las víctimas y todo ello, por un interés grupal subalterno», dijo.

Considera que la «oligarquía» Colombia «iría a la guerra gustosa contra Venezuela» debido a que sectores militares y políticos colombianos están a favor de involucrarse en una acción armada contra el país.

«Maduro, en su infinita irresponsabilidad, no se da cuenta o no le importa el hecho de que los enemigos del país esperan cualquier provocación o situación que justifique una intervención militar en nuestro territorio», aseguró.

Las FARC

Ramírez también se refirió a la vuelta a las armas de un grupo de disidentes de las FARC. Señaló que esto ocurrió a consecuencia del incumplimiento de los Acuerdos de Paz firmados el 24 de noviembre de 2016 en Bogotá.

«Los pronunciamientos hechos por Maduro y otros jerarcas del madurismo al respecto nos involucran de manera innecesaria en la situación interna de Colombia. Le dan la excusa al uribismo y sectores guerreristas para vincular al gobierno venezolano en las decisiones de los grupos armados colombianos», agregó.

Consideró que los sectores políticos venezolanos tienen que deslindarse de cualquier posición a favor de una guerra con Colombia, una agresión o una intervención militar.

También culpó al presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, de incitar a un conflicto: «Estos irresponsables, Maduro y Guaidó, buscan una guerra para cumplir o alcanzar sus propios objetivos políticos y personales ante la incapacidad que tienen de hacer frente con éxito la grave situación que confrontamos. Agitan un conflicto con Colombia y ahora recurren al Esequibo».