30 líderes izquierdistas de América Latina y España se reunieron en julio de este año en Puebla, México, para fundar un movimiento que hiciera contrapeso al llamado Grupo de Lima.

Al movimiento lo llamaron «‘Progresivamente» y entre sus miembros destacan Lula da Silva y Dilma Rousseff (Brasil), Fernando Lugo (Paraguay), Ernesto Samper (Colombia), Leonel Fernández (República Dominicana), con José Luis Rodríguez Zapatero (España) como voz iberoamericana. Además, aparecen los dirigentes Carlos y Marco Enríquez Ominami por Chile, junto al exsecretario de la OEA José Miguel Insulza; Yeidckol Polevsky, representante de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México; y Daniel Martínez, candidato a presidente del Frente Amplio de Uruguay.

Sin una presencia explícita del chavismo, acordaron defender la revolución bolivariana de Maduro, rechazar la aplicación del TIAR y volver a reunirse luego que gane Alberto Fernández en Argentina, cese el macrismo y este país salga del Grupo de Lima, como lo reseña un artículo en Actualidad RT. Fernández será el líder de este Grupo.

Según el político y profesor Pedro Urruchurtu, no es casualidad que el GDP se haya reunido diez días antes que el Foro de Sao Paulo.

Asegura que es todo un plan para que la izquierda regrese a América Latina. «De ahí en adelante, el objetivo será acabar con el Grupo de Lima; desmantelarlo con nuevos gobiernos “progresistas” o incentivar más desestabilización. También buscarán arrebatarle la reelección a Secretaría General de la OEA a Almagro.

– “Todo está muy claro” –

Esto sería lo que oxigena protestas masivas y violentas como las ocurridas en Ecuador y Chile. «Tienen todo un sistema de medios propios (InfoNodal) y externos (RT, Telesur, etc.) listos para hacer su trabajo de reimpulso de la izquierda y del reacomodo de la región. En tiempo de repliegue se han reorganizado, por no haberlos derrotado a tiempo, comenzando por Venezuela».

El perfil del movimiento aparece en progresivamente.org

Fuente: NTN24