La decisión de Google de retirar el soporte a Huawei, el gigante chino de las telecomunicaciones agregado a la lista negra por el gobierno de Donald Trump, genera efectos en todo el mundo a medida que las compañías suspenden sus relaciones con el fabricante de dispositivos.

En el Reino Unido, donde Huawei es una de las marcas de celulares más populares, dos de los proveedores celulares más grandes del país, EE y Vodafone, anunciaron que dejarían de ofrecer teléfonos Huawei a los clientes de la tecnología 5G como resultado de la decisión de Google.

En Japón, las tres compañías más grandes también dijeron que estaban reconsiderando sus planes de vender una nueva serie de teléfonos móviles Huawei.

Además, se reportó que ARM, un fabricante de microprocesadores con sede en el Reino Unido, suspendió sus tratos con Huawei debido a que algunos de sus diseños contenían tecnología de Estados Unidos, de acuerdo con documentos analizados por la BBC. ARM dijo el 22 de mayo que estaba “cumpliendo con todas las regulaciones más recientes fijadas por el gobierno de Estados Unidos” y declinó hacer más comentarios.

Estas acciones ocurren después del anuncio de Google de que retiraría el soporte a Huawei de sus servicios de hardware y software Android. El anuncio de Google es el resultado de una orden del gobierno del presidente estadounidense de la semana pasada que efectivamente prohibió a las compañías de Estados Unidos vender componentes y software a Huawei, y elevó, así, las tensiones en una guerra fría entre los dos países respecto a la tecnología y el comercio.

EE y Vodafone en el Reino Unido dijeron que evitarían vender celulares Huawei a clientes que deseaban servicios 5G hasta que hubiera más certidumbre sobre la situación. EE, una división de British Telecom y el proveedor de telefonía móvil más grande del Reino Unido, comenzará a operar su red 5G la próxima semana; había planeado ofrecer teléfonos Huawei, Samsung y OnePlus para brindar el servicio.

El tema del retiro del soporte para el sistema operativo Android significaba que EE no tenía la “seguridad de servicio” que necesitaba para ofrecer contratos a largo plazo a través de los cuales vendió los celulares 5G, dijo Marc Allera, director ejecutivo de EE, el 22 de mayo.

“Estamos trabajando con Huawei y Google para asegurarnos de que podamos realizar el nivel adecuado de pruebas y control de calidad para que nuestros clientes tengan una gran experiencia con cualquier celular en el futuro”, dijo EE en un comunicado enviado por correo electrónico.

Vodafone también dijo que había puesto en pausa las órdenes anticipadas para el Huawei Mate 20X en el Reino Unido. “Esta es una medida temporal mientras existe incertidumbre respecto a nuevos dispositivos Huawei 5G”, dijo la compañía en un comunicado enviado por correo electrónico. “Seguiremos analizando esta situación”.

La compañía había planeado permitir a los clientes preordenar el teléfono Huawei a mediados de este año para que funcionara con la red 5G que comienza en julio.

Sobre las acciones de EE y Vodafone, Huawei respondió: “Valoramos las relaciones cercanas con nuestros socios, pero reconocemos la presión a la que algunos de ellos están sometidos, como resultado de decisiones motivadas políticamente”.

“Tenemos confianza en que esta lamentable situación puede resolverse”, continuó la compañía, “y nuestra prioridad es seguir ofreciendo tecnología y productos de clase mundial a nuestros clientes de todo el mundo”.

En Japón, KDDI y Yahoo Mobile, el proveedor de bajo costo de Softbank, anunciaron que retrasarían sus planes para lanzar la versión económica de la línea de teléfonos P30 de Huawei, originalmente programada para salir a la venta en Japón a finales de mayo.

Una tercera compañía, NTT DoCoMo, dijo que suspendía las órdenes anticipadas de una versión diferente del celular, el P30 Pro.

La decisión de los proveedores británicos indica que Huawei podría sentir los efectos de la batalla con Estados Unidos en la región que le aporta las mayores ganancias fuera de China. Apenas un poco más de la mitad de las ganancias de Huawei provienen de China, mientras que el 28,4 por ciento se originan en Europa, Medio Oriente y África.

Huawei es un pequeño participante en el mercado japonés, el cual está dominado por el iPhone de Apple y fabricantes japoneses como Sony o Sharp. Counterpoint, una firma de análisis, dijo que un modelo de Huawei, el P20 Lite, tenía un cuatro por ciento de participación de mercado a finales del año pasado.