Ziraat Bank, el mayor banco de Turquía por activos, ha dejado de ofrecer servicios al Banco Central de Venezuela a raíz de las nuevas y más severas sanciones de Estados Unidos que aumentan el riesgo para las empresas que hacen negocios con el régimen de Maduro.

El banco estatal con sede en Ankara confirmó el cierre de su cuenta sin proporcionar más detalles. El Banco Central de Venezuela confiaba en Ziraat para pagar a los contratistas, mover dinero e importar productos en liras turcas. Un funcionario de prensa del Banco Central de Venezuela no respondió a las solicitudes de comentarios.

Las sanciones estadounidenses, que se fortalecieron este mes, amenazan a las instituciones que hacen negocios con Venezuela en el exilio del sistema financiero global. Aún así, la decisión de Ziraat fue una sorpresa para el personal del Banco Central de Venezuela, ya que el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha expresado reiteradamente su apoyo a Nicolás Maduro y visitó el país en diciembre.

El sistema de corresponsalía bancaria es utilizado por países, empresas y consumidores para enviar billones de dólares en pagos en todo el mundo. En algunos casos, los bancos corresponsales mejoran la debida diligencia cuando tratan con países bajo sanciones financieras o señalados como riesgos de lavado de dinero.

Temiendo que continúen las represalias de las sanciones, el gobierno de Maduro ha estado considerando la posibilidad de cambiar a un sistema de mensajería de pagos internacionales operado por Rusia como una alternativa a SWIFT.

Si bien las empresas, incluidas la mayoría de las grandes compañías aéreas de América del Norte y Europa, han finalizado el servicio a Venezuela, Turkish Airlines vuela a Caracas varias veces a la semana.

Fuente: Patricia Laya y Cagan Koc – Bloomberg / Traducción libre del inglés por lapatilla.com