La toma a la empresa Citgo Petroleum Corporation por parte de la minera Crystallex International Corp aún puede llevar tiempo, pero lo principal a destacar es que este activo de Petróleos de Venezuela en Estados Unidos se encuentra bloqueada luego de una orden ejecutiva del gobierno norteamericano firmada el pasado 5 de agosto.

Este lunes 30 de septiembre, el tercer tribunal de apelaciones norteamericano dictaminó que la transnacional canadiense puede avanzar en sus intenciones para hacerse del control sobre las acciones de Citgo, uno de los principales activos de Venezuela en el exterior. La compañía minera ganó en el año 2016 una demanda de arbitraje por 1.386 millones de dólares por la expropiación de la minas Las Cristinas bajo el mandato de Hugo Chávez, por lo que pretende subastar las acciones de la refinería para obtener la indemnización establecida por el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi).

La reciente decisión del tribunal que desestimó la apelación interpuesta por el gobierno interino de Juan Guaidó, a través del procurador especial José Ignacio Hernández, generó preocupación en la opinión pública venezolana debido a la posibilidad de perder este activo importante para el desarrollo económico del país. Sin embargo, Crystallex aún tiene varios obstáculos que vencer.

Una de esas limitaciones es la orden ejecutiva emitida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que bloquea propiedades del gobierno de Venezuela, así como de personas o empresas vinculadas con el gobernante venezolano Nicolás Maduro.

«El gobierno estadounidense emite la orden en vista de la continua usurpación del poder por parte de Nicolás Maduro y sus personas afiliadas, así como los abusos de los derechos humanos, incluyendo las detenciones arbitrarias, la interferencia en contra de la libertad de expresión y los esfuerzos continuos para quebrantar el ejercicio legítimo de autoridad en Venezuela por parte del presidente encargado Juan Guaidó y la Asamblea Nacional», se indicó en la orden ejecutiva suscrita el pasado cinco de agosto.

«Esto significa que la minera Crystallex no puede embargar Citgo pues es una propiedad que se encuentra actualmente bloqueada. Ese es el efecto de las órdenes ejecutivas dictadas por Estados Unidos», indicó un representante cercano a las negociaciones que prefirió no ser identificado

Por otra parte, Crystallex requeriría del otorgamiento de una licencia por parte de la Oficina de Control de Activos (OFAC) de Estados Unidos para proceder a ejecutar la demanda por casi $1.400 millones en contra de la estatal petrolera venezolana.

«Crystallex necesita una licencia y hay que esperar a ver cómo el juez de Delaware retoma el caso. Es posible que el juez quiera ahora escuchar la posición del gobierno en el caso», resaltó la fuente consultada.

Como se recordará, un tribunal de Delaware (EEUU), determinó en 2018 que Pdvsa constituye el alter ego de la República Bolivariana de Venezuela, es decir, que representan una misma entidad, por lo que el juez permitió a Crystallex ejecutar (hacerse de) las acciones de PDV Holding Inc, la filial de la petrolera estatal propietaria de las acciones de Citgo Holding Inc. No obstante, la ejecución de esta medida se postergó hasta que se establecieran los términos para la liquidación del paquete accionario.

Otras opciones pueden estar siendo evaluadas por parte de las juntas directivas ad hoc de Pdvsa y de Citgo. En primer lugar, se puede apelar nuevamente la decisión tomada este lunes por el tribunal, lo que podría retrasar cualquier proceso de embargo contra la refinería.

Mientras que un acuerdo entre ambas partes podría también salvar la filial de Pdvsa en suelo norteamericano. «Es posible conversar con Crystallex para llegar a un convenio. Recordemos que la indemnización que exige la canadiense es por unos 1.400 millones de dólares y el valor de Citgo es de 5.000 millones de dólares, aproximadamente. No se ha discutido este tema, habrá que esperar que pide Crystallex en caso de querer llegar a un acuerdo».

Ambas posiciones

Al respecto, el gobierno interino emitió un comunicado en el cual ratifican que no es posible embargar judicialmente los activos de Venezuela en EEUU dada la orden ejecutiva de Trump y el reconocimiento a Juan Guaidó como presidente encargado.

«El gobierno legítimo de la República Bolivariana de Venezuela quiere aclarar que Citgo está protegida, a pesar de la decisión del Tercer Tribunal de Apelaciones de los Estados Unidos de levantar la suspensión de la medida de embargo tomada en 2018 en favor de Crystallex sobre las acciones de PDV Holding, Inc., propietaria de Citgo. En efecto, como consecuencia del reconocimiento del legítimo gobierno venezolano por Estados Unidos, y como resultado de las órdenes ejecutivas dictadas para promover la transición democrática venezolana, todas las propiedades de Pdvsa en Estados Unidos –incluyendo Citgo- están protegidas, con lo cual, no es posible embargar judicialmente ninguna de esas propiedades».

Se indicó igualmente que el dictamen del tribunal de apelaciones no constituye una decisión definitiva sobre el caso, debido a que sigue en curso un proceso de apelación del mismo y no se han agotado las instancias.

«En el caso Crystallex, el gobierno legítimo continuará ejerciendo todos los medios de defensa ante las cortes y ante el gobierno de Estados Unidos, mientras investiga las condiciones fraudulentas bajo las cuales el régimen de Maduro transó el caso con Crystallex en 2018»

Más temprano, Delcy Rodríguez, vicepresidenta ejecutiva de Maduro, denunció al gobierno interino de querer vender Citgo y acusó a Guaidó «de liderar una organización criminal» junto a Trump y Crystallex para «repartirse» la refinería.

«Están vengándose repartiéndose entre el señor Donald Trump, entre la trasnacional Crystallex y entre esta organización criminal encabezada por el señor Juan Guaidó, están despojando a Venezuela de sus activos y de sus recursos», dijo Rodríguez.