Se prevé que un buque iraní atraque pronto en Venezuela, poco después de que el país de Oriente Medio enviara cinco navíos con gasolina para apoyar a su país aliado que está inmerso en una crisis de escasez de combustible, indicó este viernes un analista, informó la agencia AP.

El viaje del buque Golsan es una muestra de una floreciente relación entre ambas naciones en desafío a las duras sanciones financieras implementadas por el gobierno del presidente estadounidense Donald Trump en contra de ellas.

Se desconoce cuál es su carga, pero Russ Dallen, director de la firma de inversiones Caracas Capital Markets, ubicada en Miami, dice creer que “transporta refacciones para seguir reparando las estropeadas refinerías de Venezuela”.

El Golsan se acercaba al Mar Caribe el viernes luego de haber partido desde Irán. Podría llegar a algún puerto venezolano para el domingo o el lunes, dijo Dallen, quien se basó en tecnología de rastreo.