Un grave daño ambiental ha ocasionado la acción de manos criminales en el Parque Natural Tinigua, en la Serranía de La Macarena, área de especial importancia ecológica y de patrimonio cultural para el departamento del Meta y el país, donde cerca de 200 hectáreas de bosque natural han desaparecido por la deforestación y la quema indiscriminada.

Por RCN

El llamado escudo guayanés en la actualidad es una mancha negra como fruto de los incendios forestales que se salieron de control ordenados por el frente primero, de disidencias de las Farc al mando de alias ‘Gentil Duarte’ e ‘Iván Mordisco’ para que Alexander Díaz Mendoza alias ‘Calarcá’ atentara contra el ecosistema en la cordillera oriental para ser utilizados para la siembra de cultivos ilícitos de coca.

Las víctimas son bosques con árboles de 40 metros de altura además de variedad de mamíferos, primates, dantas, venados, jaguares, nutrias, aves y reptiles, como las fuentes hidrográficas.