El cantante guineano Mory Kanté, especialmente conocido por el tema «Yé ké yé ké», ha fallecido hoy a consecuencia de problemas crónicos de salud. Tenía 70 años.

«Yé ké yé ké», tercer single de «Akwaba Beach» (1987), se convirtió en la primera canción africana en vender más de un millón de copias; fue número uno en varios países europeos, incluida España. A su vez, «Akwaba Beach» se convirtió en el álbum africano más vendido de la historia.

Kanté nació en 1950 en Kissidogou (Guinea), en el seno de una las familias más musicales del país. Su madre fue la cantante Fatouma Kamissoko. Con solo siete años empezó a aprender a tocar la kora, una de sus especialidades.

En 1971, se sumó a la Rail Band y acabó sustituyendo a Salif Keïta como cantante. En los ochenta, se mudó a París para hacer carrera a su nombre. Tras ser conocido durante mucho tiempo como «el griot electrónico», a principios de este siglo viró hacia un estilo más acústico.

Su último álbum fue «La Guinéenne», publicado por Discograph en 2012.

Debajo, el vídeo de «Yé ké yé ké».

Fuente: Rockdelux