El presidente de Argentina, Mauricio Macri, dijo que la ola migratoria de venezolanos “no es sostenible en el tiempo” y pidió “hacer lo imposible por restablecer la democracia” en Venezuela, al recibir este lunes en Buenos Aires al mandatario colombiano Iván Duque.

En una declaración a la prensa tras su reunión con Duque en la Casa Rosada, sede de la presidencia, Macri reiteró el “profundo compromiso con el pueblo venezolano de ayudar a hacer lo imposible para restablecer la democracia”.

Macri acusó a Nicolás Maduro de afectar “seriamente la vida de millones de venezolanos que se ven obligados a abandonar su país”.

“Esto (recibir a los venezolanos) es algo que hacemos con mucha alegría y solidaridad. Pero no puede ser una solución sostenible en el tiempo. Venezuela, los venezolanos tienen que recuperar la libertad y la democracia en su país”, aseveró.

Mauricio Macri. Foto Juan MABROMATA / AFP

 

Según la ONU, 3,3 millones de venezolanos ha dejado su país desde enero de 2016, en lo que se considera como una de las oleadas migratorias y de refugiados más grande del mundo.

Colombia es el país que más venezolanos ha acogido, con un estimado de 1,3 millones de personas. Argentina alberga a 130.000.

Las cifras de la ONU fueron desmentidas por Jorge Arreaza, que acusó al Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) de “mentir e inflar” los números para “pedir y recibir más recursos”.

AFP