Al caer la noche del sábado, manifestantes anti-Trump se enfrentaron con simpatizantes del presidente Donald Trump y las fuerzas del orden público, en Washington DC.

Al menos 20 personas fueron arrestadas, aseguró la alcaldía de la capital, mientras dos oficiales de la Policía resultaron heridos.

El altercado se produjo luego de un día de manifestaciones en apoyo a Donald Trump, para protestar los resultados de las elecciones, en los que se notó la presencia de varias tendencias, como grupos de derecha y miembros del Congreso republicanos, según informaron varios medios de prensa.

Según informes extraoficiales, miembros del grupo radical Antifa habrían acudido a Washington DC para provocar a quienes apoyan a Trump, aunque no se reportaron saqueos ni asaltos a locales comerciales.

 

Un partidario del presidente Donald Trump recibe ayuda después de ser agredido en Washington, DC, durante un mitin el 14 de noviembre de 2020

Un partidario del presidente Donald Trump recibe ayuda después de ser agredido en Washington, DC, durante un mitin el 14 de noviembre de 2020

 

Otro grupo se reunió cerca de la Corte Suprema para expresar su apoyo al presidente electo por confirmar Joe Biden.

Más tarde, Trump saludó desde el automóvil presidencial a los manifestantes, que se congregaban en Freedom Park, a un lado de la Casa Blanca.

Entretanto, el estado de Georgia realiza un conteo manual de los votos “para comprobar las cifras emitidas anteriormente”, según expuso el secretario estatal Brad Raffensperger.

Hasta el momento, el equipo de abogados del Presidente ha presentado varias solicitudes legales en estados clave, desde Arizona y Nevada hasta Georgia, Michigan y Pensilvania, por supuestas irregularidades que serán verificadas por las autoridades judiciales.

«Si hay alegaciones claras y creíbles de irregularidades que, de ser ciertas, podrían afectar el resultado de una elección federal en un estado u otro», el fiscal general Bill Barr.

Un partidario del presidente Donald Trump, recibe ayuda después de ser agredido en Washington, DC, durante un mitin el 14 de noviembre de 2020.

Un partidario del presidente Donald Trump, recibe ayuda después de ser agredido en Washington, DC, durante un mitin el 14 de noviembre de 2020.