Nicolás Maduro ratificó este domingo la inamovilidad laboral hasta el 31 de diciembre de 2020.

Esta fue una de las medidas que el régimen anunció en cadena nacional como parte de un plan para hacerle frente a la crisis provocada por el coronavirus.

Maduro decretó desde el pasado 13 de marzo suspensión laboral y escolar por 30 días para evitar la propagación del covid-19. Además, estableció cuarentena social en todo el país.

El decreto, que establece el aislamiento social hasta el 13 de abril, es prorrogable por otros 30 días y, si aún la pandemia representa un riesgo, podrá seguirse extendiendo.

El líder oficialista indicó que el régimen se hará cargo del pago de las nóminas de las pequeñas y medianas empresas durante los próximos 6 meses.

El sueldo se cancelará a través de la plataforma Patria, anunció.

Fuente: Erika Hernández