El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este sábado que el Ejército de Colombia está formando a más de 1.000 mercenarios que pretenden infiltrarse en el país y «sabotear el clima político y electoral».

«A esta hora que les estoy hablando, en Colombia se están preparando más de 1.000 mercenarios bajo el entrenamiento del Ejército Nacional de Colombia y de las estructuras de inteligencia de Colombia», dijo Maduro al intervenir virtualmente en el Festival Internacionalista de los Pueblos en Resistencia 2020.

Según aseguró, ese entrenamiento lo están realizando «bajo el conocimiento, amparo y apoyo» del presidente colombiano, Iván Duque, a quien acusó de formar parte «de estos planes para entrenar mercenarios, terroristas, que pretenden infiltrarse a Venezuela».

El objetivo final, según concluyó, es el de «sabotear el clima político y electoral» de cara a los comicios legislativos que está previsto que se celebren el próximo 6 de diciembre y a los que no acudirá el grueso de la oposición por considerarlos un «fraude».

Maduro recordó que en mayo pasado ya hubo un intento de incursión fallido en el que murieron, al menos, ocho personas y 66 más fueron detenidas.

Entre los arrestados, estaban los exboinas verdes estadounidenses Luke Denman y Airan Berry, ambos identificados como empleados de la contratista militar Silvercorp.

Las autoridades venezolanas denunciaron que este grupo se había entrenado también en Colombia y había zarpado desde las costas de ese país.

Denman confesó a las autoridades, en un vídeo que estas hicieron público, que tenía órdenes de tomar el control de un aeropuerto cercano a Caracas para enviar a Maduro a Estados Unidos.

Tras la denuncia y recordar el caso de la incursión de mayo, Maduro hizo hincapié en que «Venezuela tiene que activar todos su mecanismos de inteligencia y de protección» tanto social como político, militar y policial, porque, según añadió, es «un país bajos asedio» y «amenaza permanente.

El pasado 22 de septiembre, el vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), Diosdado Cabello, pidió a sus militantes que informen acerca de la presencia de personas con acento extranjero, pues aseguró tener información de supuestos actos para «generar violencia».

En aquel momento pidió a sus simpatizantes informar inmediatamente de «cualquier movimiento raro, de la llegada de personas que no sean de la calle, de llegada de personas que no sean de las comunidades, de personas que no tengan acento venezolano, que tengan acento extranjero». EFE