Una impactante crónica escrita por Daniel Lozano para el diario español El Mundo, reveló los escabrosos detalles del asesinato de Óscar Pérez y sus compañeros en la masacre de El Junquito. Resaltan las imágenes explícitas de los tiros de gracia, a quemarropa, que evidencian que fueron ejecutados después de no representar un peligro para las fuerzas policiales bajo el mando del régimen chavista de Nicolás Maduro.

Por su parte, el exparlamentario Wilmer Azuaje presentará este lunes 9 de diciembre, ante la Corte Penal Internacional (CPI), las nuevas evidencias del macabro hecho con la finalidad de acelerar una investigación exhaustiva en dicha instancia.

Tras la sublevación de Óscar Pérez el 27 de junio de 2017, cuando hurtó un helicóptero del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), al cual pertenecía, y sobrevoló sobre el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el chavismo catalogó sus acciones como terroristas y emprendió una persecución en su contra.

Pérez exigía la salida de Maduro del Palacio de Miraflores, tras varios meses de intensas protestas acompañadas de docenas de muertes, mientras apelaba al Artículo 350 de la Constitución.

El 15 de enero de 2018, funcionarios de al menos siete organismos de seguridad diferentes y presuntos colectivos, rodearon un chalet apartado en el Km. 16 de El Junquito, donde Pérez y sus compañeros se ocultaban.

A través de Youtube, el antiguo inspector del Cicpc alertó que, a pesar de intentar llevar a cabo una rendición sin víctimas fatales, los voceros policiales ignoraron las peticiones y prosiguieron con el operativo, el cual culminó con diez personas fallecidas, incluidos los siete rebeldes.

La versión de las autoridades chavistas, incluyendo la del propio Maduro en una alocución pública, indicaron que se abatió al grupo de Pérez debido al fuego cruzado.

Por su parte, Luisa Ortega Díaz, antigua fiscal del Ministerio Público (MP), publicó material gráfico que evidenciaba la tortura y ejecución de Óscar Pérez. Hoy, dichas evidencias fueron ampliadas.

Fuente: Daniel Lozano / ElMundo.es