La presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, anunció a través de un mensaje grabado que abandona su candidatura de cara a las elecciones generales del 18 de octubre para consolidar la unidad ante una posible victoria del Movimiento Al Socialismo (MAS), partido del expresidente Evo Morales.

«Hoy dejo de lado mi candidatura a la presidencia de Bolivia para cuidar la democracia. No es un sacrificio, es un honor (…). Lo hago ante el riesgo de que se divida el voto democrático entre varios candidatos y que a consecuencia de esa división el MAS acabe ganando la elección”, declaró.

En los últimos días las encuestas publicadas en diferentes medios locales ubicaron a Áñez entre el tercer y cuarto lugar en los sondeos de intención de voto, muy lejos del primer lugar que ocupa el candidato Luis Arce Catacora, del Movimiento Al Socialismo (MAS).

En la encuesta de intención de voto de la Fundación Jubileo en alianza con varios medios e instituciones la mandataria se ubica en el cuarto lugar con apenas el 7%. En tercero por la agrupación Creemos, el ex líder cívico, Luis Fernando Camacho con el 10% y en segundo lugar, Carlos Mesa por Comunidad Ciudadana (CC) con el 19%.

La alianza Juntos por la que postulaba a la silla presidencial contaba también con el apoyo de Soberanía y Libertad del alcalde de La Paz, Luis Revilla y Demócratas. Los representantes de estas organizaciones políticas la acompañaron durante su mensaje.

Reacciones

Las reacciones no se dejaron esperar, el ministro de la Presidencia expresó a través de su cuenta de Twitter que la decisión responde a la unidad y que se cumplió con la tarea de pacificar el país.

También el ministro de Obras Públicas dijo que “es el mejor regalo para el país que estaba clamando en las calles unidad ante todo” y felicitó la valentía de la mandataria.

Mientras tanto el expresidente Evo Morales, asilado en Argentina, calificó esta decisión como una “doble traición”

“Como lo habíamos advertido, Áñez renunció a su fallida candidatura con una doble traición a sus militantes y candidatos. Hace mucho que estaba decidida, solo faltaba negociar su impunidad”, aseguró Morales en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, el vocero de la agrupación Creemos, Erick Morón aseguró que la decisión de la presidenta Áñez responde más a un “desplome”, haciendo referencia los últimos resultados de la encuesta. Además añadió que el candidato Luis Fernando Camacho es la única opción que “propone renovación de la política y también la certeza de que vamos a ganar las elecciones del 18 de octubre”.

Análisis

En entrevista con la Voz de América, el politólogo Daniel Moreno considera que la declinación de la candidatura de Áñez le favorece principalmente a ella porque salva su futuro político que estaba condenado a desaparecer en una elección en la que no tenía posibilidades de ganar, y “de alguna manera revierte el error de haberse postulado”.

Respecto a cómo se va a configurar ahora el escenario político, Moreno pronostica que nuevamente se va a dar una polarización entre dos fuerzas, con los candidatos Luis Arce Catacora (MAS) y Carlos Mesa (CC).