La arepa, uno de los platos más emblemáticos y representativos de la gastronomía venezolana, llega a diferentes lugares del mundo, de la mano de millones de venezolanos que huyen de la crisis del país, reporta Associated Press.

La nota de la agencia estadounidense indica que en diferentes ciudades del mundo están apareciendo  puestos callejeros y restaurantes que sirven arepas, por ejemplo, en Colombia o Argentina.

A los rellenos tradicionales, los migrantes venezolanos suman o combinan con sabores locales, en un guiño a sus países de adopción.

“Para nosotros, la arepa representa a Venezuela”, dice a AP Alejandra Castro, quien abrió un negocio de venta de arepas en Buenos Aires, Argentina, hace más de un año.

“Es nuestra cultura, nuestro pan de cada día. Lo que uno extraña y anhela más es una arepa “, añadió.

La de Gerson Briceño es una de las historias de éxito de los migrantes venezolanos en Colombia que recoge AP.

Exdirector de una empresa de publicidad en Venezuela, Briceño huyó a Colombia después de que su esposa y su hija fueron secuestradas brevemente a punta de pistola.

Briceño comenzó un negocio de telefonía celular, pero luego abrió una parada de arepa frente a un centro comercial en diciembre de 2017, para rendir homenaje a su patria querida.

Hoy en día, Arepas Café tiene ocho puestos en Bogotá.