El presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó, afirmó este sábado que Nicolás Maduro, está derrotado y que su salida del poder se acerca.

«No les importa nuestra gente, les importa robarse los reales para ver cómo se mantienen ahí. Ellos ya perdieron, están derrotados», aseguró Guaidó durante una concentración opositora estado Barinas. El opositor realiza una gira por los llanos venezolanos que el viernes lo llevó a Sabaneta de Barinas, cuna del fallecido ex presidente Hugo Chávez (1999-2013), para seguir exigiendo que Maduro cese la usurpación del poder.

«Se los digo con propiedad: el ‘cuándo’ saldrá está muy cerca porque estamos determinados y decididos a seguir luchando por nuestro país», sostuvo el también jefe del Parlamento, de mayoría opositora, en la localidad de Socopó.

Entre vítores y aplausos de varios cientos de personas, Guaidó señaló que «razones sobran» para protestar, como la escasez de gasolina, la falta de agua y los prolongados apagones que se agudizan en el interior del país desde marzo. «Para estar en la calle hay que estar organizados. Hoy razones sobran», aseguró más temprano el dirigente, quien este sábado encabezará otro mitin en la capital de Barinas.

Diálogo y calle

A Winston Bayona se le hacen casi inaguantables las kilométricas colas para surtirse de gasolina, cuya escasez se acentuó a mediados de mayo en las provincias por una caída en la refinación y la falta de divisas para importar el faltante.

«La situación que tenemos ya casi no se aguanta», dijo a la AFP el mecánico de 50 años de edad, quien optó por trasladarse en moto y bicicleta para ahorrar combustible. En un intento por resolver la crisis, Guaidó -quien aseguró el viernes «seguir en todos los terrenos de lucha»- aceptó unas conversaciones exploratorias con el oficialismo bajo la mediación de Noruega.

Entre el lunes y el miércoles último, las partes sostuvieron un primer cara a cara en Oslo que, según Guaidó, finalizó «sin acuerdo». A mediado de mayo mantuvieron contactos por separado con el gobierno del país europeo. Elda Martínez, bibliotecaria de la gobernación de Barinas, ve las conversaciones como una posibilidad para resolver el conflicto, siempre que se mantengan las protestas.

«Necesitamos que nuestro presidente Guaidó y el dictador se pongan de acuerdo para que podamos salir de esta crisis, pero debemos seguir en la calle», declaró Martínez, de 54 años de edad, a la AFP.

Desde que se proclamó presidente interino el 23 de enero, luego de que el Parlamento declarara ilegítima la reelección de Maduro, Guaidó ha liderado nutridas manifestaciones en las que llama a los militares a dar la espalda al mandatario socialista. Pero sus convocatorias han tenido débil eco desde que encabezara la sublevación de un reducido grupo de militares el 30 de abril