Ha cometido dos errores Maduro. Tan estrategas los cubanos. Tan estrategas Maduro y Diosdado Cabello. Y cometieron este error: No asistir esta semana a la mesa de negociación en Barbados. Y con ese error, otro más. Y de paso plantear que el esquema de negociación tiene que ser cambiado. Las consecuencias de los errores de Nicolás Maduro, La Habana y Diosdado Cabello se verán pronto. Por lo pronto ya Guaidó comienza a cosechar, presionando. A Maduro le quedaría la carta de la represión. Más represión, la cual también tendrá consecuencias.

Contexto

– Los negociadores de Nicolás Maduro estaban avisados de las nuevas sanciones que impondría Donald Trump.

– Los negociadores de Maduro sabían desde el viernes que la mitad de los delegados de Juan Guaidó no regresaban a Caracas.

– Sabían que iban a Washington y que de Washington regresarían a Barbados sin pasar por Caracas. Iban a consultas, amplias e internacionales.

– Porque el juego estaba trancado. Y trancado en ese punto de honor: Elecciones con Maduro fuera del poder.

– Los delegados de Guaidó le advirtieron a los de Maduro desde el principio de las negociaciones que el tiempo no es infinito.

– El mismo gobierno de Noruega le dio la razón a Guaidó cuando determinó que la mesa era permanente y expedita.

– La comunidad internacional advierte que si la crisis se extiende el éxodo de venezolanos va a desestabilizar toda la región.

– Inclusive en España, los asilados y refugiados, las ayudas y el empleo, comienzan a ser un tema de cierto calibre.

El problema

– Vienen las sanciones, viene la Orden Ejecutiva de Trump, y aun así Maduro y el canciller Jorge Arreaza dicen que no se pararán de la mesa.

– Y los delegados de Guaidó viajan a Barbados.

– Maduro, Diosdado Cabello, la Fuerza Armada, el canciller Jorge Arreaza, el ministro Jorge Rodríguez -negociador- y la Vicepresidenta, Delcy Rodríguez, protestan el bloqueo.

– Y hablan de terrorismo económico.

– Y comienzan los discursos principistas. El imperio, etc.

– Y se anuncia la respuesta que dará el régimen a los que apoyan las medidas, que será guerra con guerra, guerra a los traidores, guerra contra Guaidó.

El problema del problema

– El problema del problema lo puso John Bolton a la vista de todos.

– Bolton dijo que Maduro no estaba siendo serio en las negociaciones.

– Que estaba ganando tiempo por recomendación del poder cubano-parásito.

– Bolton sabe que el tiempo de Maduro era llegar a octubre, noviembre y diciembre para complicarle a Guaidó su permanencia en la Asamblea Nacional.

-Bolton sabe que el plan de Maduro era que los diputados chavistas regresaran al Parlamento y aliados con un grupo opositor, liquidar a Guaidó.

– Bolton suelta el paquete de medidas, Trump la Orden Ejecutiva, y tensan la cuerda.

– La tensan al máximo diciendo, señalando, que la crisis no se resuelve con Maduro en el poder.

– Que, si hay elecciones, tienen que ser sin Maduro. En esto no hay discusión.

– Es lo mismo que los delegados de Guaidó han dicho en la mesa.

– El régimen de Maduro reacciona sin romper la mesa y de pronto dice que no asistirá.

– El argumento son las sanciones y la Orden Ejecutiva.

– Pero no. Ha quedado al descubierto el problema del problema.

El error

– El problema del problema conduce al error. No asistir a Barbados.

– Bolton puso en los micrófonos el asunto: Maduro fuera del poder. Otra cosa es juego. Otra cosa es no ser serio.

– Y Maduro mordió el anzuelo. Admitió que la tranca es él, que la tranca son las elecciones y él insistiendo su permanencia en el poder.

– Maduro puso en evidencia la tranca. La hizo pública. Es el punto en el que no cede. Y ese es el otro error.

– Quedó expuesto con su punto de honor.

– Ahora el aspecto es si regresa y cómo regresa. Cómo lo justifica.

– Los rusos dicen que volverá.

– Los chinos insisten en la vía negociada.

– Maduro dice que hay que cambiar el esquema para que la negociación sea efectiva. ¿Qué propondrá?

– Guaidó apunta que tarde o temprano se sentarán.

– Ahora Guaidó aprovecha y se muestra como el estadista responsable ante el mundo y el país, y señala de mala fe a Maduro.

– Noruega admite que siguen los contactos.

– Pero dice algo que es importante: Que las reuniones se retomarán si a las partes les “gustaría”.

– Y otra más importante: Habrá más reuniones si hay perspectivas “realistas de una solución negociada”.

– En estos momentos, la única perspectiva realista es que la mesa vuelva para discutir el punto de Maduro fuera del poder.

– ¿Si Maduro regresa está admitiendo la discusión del punto?

– Es el punto que debate la comunidad internacional, con diferencias entre Europa y Estados Unidos, pero es el que discuten.

– Si el asunto es el punto realista, ¿la negociación está rota para siempre?

– Y si vuelve Maduro, ¿es que la presión de los socios lo conduce a negociar el punto?

La otra vía y la vía

– Maduro y Cabello tienen la alternativa de la represión.

– Y lo que iban a poner en desarrollo entre octubre y diciembre hacerlo ahora por la vía de la persecución.

– Ya lo anunciaron. Respuesta a los traidores como le corresponde a los traidores de la Patria.

– Cabello decía hace un mes que la oposición estaba negociando en su peor momento.

– Cabello decía que nadie sacaba nada de una negociación si no tenía con qué negociar.

– Cabello concluía que con la oposición no había nada que negociar.

– Sin embargo, el régimen seguía en Barbados.

– Cabello solo está viendo parte de la fuerza de Guaidó.

– Lo ve disminuido internamente. Que no es así.

– Cabello no ve que Guaidó cuenta con la batería internacional.

– Esa fuerza internacional es la que se movilizó esta semana.

– Las encuestas internas dicen que todo el chavismo no tiene puntos para enfrentar a Guaidó.

– Por eso la opción de Guaidó es electoral.

– Y hay sectores en el chavismo que se inclinan por la opción electoral.

– Y se inclinan por las elecciones sin Maduro en el poder.

– Pero Maduro está obligado a nuclear los sectores y la cúpula.

– Y está obligado a decirle a los aliados que resistirá.

– La resistencia inmediata es cómo ejecuta el plan de liquidar a Guaidó.

– Este plan también tendrá consecuencias.

– Porque puede hacer que unifique todas las fuerzas internacionales en una sola línea.

– Y volver a Barbados se le convertirá en un imposible porque la solución de la crisis versará sobre un punto “realista”.

– Y aquí se vuelve al principio: El punto realista, el punto a discutir es Maduro fuera del poder.

– En estos momentos todos los sectores del chavismo saben que ese es el punto.

– Que no son seis puntos lo que trancan el juego.

– Si no ese.

– Hoy los chavistas con poder, incluyendo a la Fuerza Armada, incluyendo a China y Rusia, protestan el bloqueo de Trump.

– ¿Y mañana? ¿Mañana qué dirán?

– La evidencia es que sortear un solo punto desencadena los mecanismos de la solución de la crisis.

– Y si el objetivo de la negociación es la solución de la crisis, ¿por qué resistir en ese punto?

– Y si la solución de la crisis son garantías personales, juego democrático, crecimiento económico, etc., ¿por qué bloquear ese punto?

– ¿Cometió un error Maduro en no asistir a Barbados?

– ¿Cometió el error de dejar en evidencia el punto? De quedar en evidencia él.

 

Fuente: Juan Carlos Zapata