Otra vez el diputado de Más Madrid, Íñigo Errejón, vuelve a desmarcarse de su pasado chavista. Repite que Venezuela no es un ejemplo para nadie. En esta ocasión no dijo que la situación del país era un desastre, sino que fue un paso más allá: “Venezuela va camino de ser un Estado fallido”.

El diputado de Más Madrid por la Asamblea de Madrid, Íñigo Errejón, vuelve a desmarcarse de su pasado chavista. En entrevista con El Mundo calificó de “frase desafortunada” aquella que entonó en 2018, cuando afirmó que en Venezuela se hacen “tres comidas al día”. Errejón agregó:

– Venezuela va camino de ser un Estado fallido. Y su situación de deterioro político, social y económico hace que nadie en su sano juicio lo estime modelo de referencia para la tierra que ama. Hubo gente que me escribió realmente apenada diciendo que eso ya no era verdad [en referncia a la afirmación de las comidas]. No es debate ideológico. Cuando ves una situación de lejos hay que ser prudente.

En enero, en conversación con El País, Errejón calificó la situación de Venezuela como “un desastre”. Añadió: “Yo no quiero eso para mi país. En Venezuela, en su momento, se hicieron algunas cosas bien, y también se están haciendo muchas cosas mal”. En esa entrevista el diputado también rectificó: “Hice manifestaciones sobre Venezuela que ya no comparto”.

Concretamente, Errejón se refería a la entrevista con el diario chileno The Clinic en noviembre de 2018 en la que afirmó que en Venezuela se come tres veces al día gracias a la “transformación democrática” del chavismo.

“El proceso político en Venezuela ha conseguido inmensos avances en una transformación de sentido socialista, inequívocamente democrática, donde se respetan los derechos y libertades de la oposición”, declaró al medio chileno Errejón.

La hemeroteca del político español no termina ahí. En marzo de 2014, en un acto homenaje al fallecido Hugo Chávez, dijo: “En el sur de Europa necesitamos a ese cálido viento latinoamericano que borre a tanto canalla. Chávez sigue, la lucha sigue”.

Cabe recordar que Errejón ya no pertenece a Podemos. Sus discrepancias con Pablo Iglesias le hicieron abandonar el partido y crear, junto a Manuela Carmena, un movimiento alternativo: Más Madrid, con el que concurrió a las elecciones a la Comunidad de Madrid.

La diferencia de Errejón con Iglesias

A finales de 2018, cuando Errejón seguía en Podemos, en la formación morada se cambió el discurso respecto a Venezuela. Su líder, Pablo Iglesias, primero en un libro, y luego en el Senado, admitió que la situación de Venezuela le parecía nefasta. Como Errejón, dijo arrepentirse de algunas opiniones pasadas, y que en política “rectificar está bien”.

Hasta ahí, el libreto de Iglesias y Errejón, aún en partidos distintos, permanece igual. Pero hay un punto que les diferencia. El reconocimiento de Juan Guaidó como Presidente Encargado de Venezuela.

Errejón “evita” -así lo dice- pronunciarse al respecto e Iglesias claramente rechaza al mandatario. “Guaidó no quiere unas elecciones libres, quiere un golpe de Estado que provoque una intervención de Donald Trump y un baño de sangre en Venezuela”, dijo Iglesias comprándole el relato al chavismo.