El presidente encargado de Venezuela, Juan Guaidó, convocó a asistir a una gran movilización popular sin precedentes el próximo 16 de noviembre.

lapatilla.com

Además, Guaidó manifestó su respaldo total al paro de docentes pautado para el 22 y 23 de octubre, así como la protesta planificada por los zulianos para el 24 de octubre, en rechazo al colapso de servicios básicos.

“La dictadura cree que porque arrodillaron a Pipo, nos iban a callar. La dictadura cree que pueden arrodillar al pueblo de Venezuela”, alertó Guaidó, durante una alocución en Carabobo, sobre el homicidio de Edmundo Rada. “Pipo hoy se multiplica en todos, Pipo hoy se levanta, Pipo hoy representa un pueblo que no se doblega, Pipo hoy va hacia a adelante”, exclamó.

“El próximo 16 de noviembre le pido a las enfermeras, a los estudiantes, a todos desde cada espacio, que vayamos a las calles. ¡Venezuela no se rinde! ¡Venezuela se levanta! Porque tenemos las capacidades, las construimos”, expresó.

El líder de la Asamblea Nacional enfatizó que si la dictadura chavista deseaba enviar un mensaje con el asesinato de Rada, “les tenemos otro. Estamos de pie, vamos a la calle, seguimos adelante hasta lograr vencer por nuestra gente”.

Guaidó reconoció que “hoy es tarde para muchos, lo sé. Algunos han perdido la esperanza, pero aquí está la semilla para ir al futuro. Yo sé que han sufrido demasiado, por eso el próximo 16 de noviembre le pido a las maestras, enfermeras y estudiantes que vayamos todos a las calles de Venezuela”.