Aproximadamente a las 4:40 p.m. de este lunes 22 de julio se produjo una falla eléctrica que dejó a oscuras a todo el país por al menos cinco horas en parte de Bolívar (en el resto más de seis horas), luego de unas pruebas realizadas en la central de Macagua.

De manera extraoficial se conoció que en la tarde de este lunes se realizaban unas pruebas en Macagua para un nuevo transformador que llegaría este fin de semana.

Durante los trabajos se produjo la falla que provocó la salida de las líneas de Macagua, que surte de electricidad al estado Bolívar, y seguidamente Guri, central hidroeléctrica que alimenta al resto del país.

Mientras tanto, el edificio sede de Corpoelec en Ciudad Guayana fue tomado por funcionarios del Servicio de Inteligencia Nacional (Sebin) y la Dirección General de Contrainteligencia Militar (Dgcim), repitiendo el escenario de marzo de este año cuando se produjo los primeros apagones en Venezuela.

En Bolívar, el gobernador Justo Noguera Pietri anunció el restablecimiento del servicio, sin detallar las causas de la falla eléctrica.

A algunos sectores les fue restablecida la electricidad alrededor de las 7:45 p.m., volviendo a sufrir un apagón 10 minutos después, hasta restablecerse a las 9:30 p.m. en algunas zonas.

Una hora después, parte de Ciudad Guayana continuaba a oscuras, mientras que el resto sufría constantes fluctuaciones de voltaje.

Hasta la noche de este lunes no se reportaron fallecidos en los hospitales de Ciudad Guayana, asociados al apagón.

La excusa de Jorge Rodríguez fue decir que “los primeros indicios recibidos de la investigación en el Bajo Caroní orientan a la existencia de un ataque de carácter electromagnético que buscó afectar el sistema de generación hidroeléctrica de Guayana, principal proveedor de este servicio en el país”.

Pero no es la primera vez que usan este argumento, incluso trabajadores de Corpoelec han sido perseguidos y apresados tras ser acusados de sabotaje eléctrico. Tal es el caso de Geovanny Zambrano y Otoniel Ramos, ambos privados de libertad, al tiempo que se libró captura contra ex trabajadores que desde hace dos y hasta nueve años se encuentran fuera del país.

Fuente: