Mientras estuvo en el poder, el expresidente Evo Morales fue atendido en la clínica El colaborador, un centro de salud dotado con equipos de “altísima tecnología”, una suite en la que instaló un sauna privado, además de un moderno gimnasio, según explicó este martes a los periodistas el ministro de Gobierno, Arturo Murillo.

Junto a su colega de Defensa, Luis Fernando López, y el viceministro de Salud, Miguel Ángel Delgado, Murillo mostró por primera vez las prestaciones exclusivas que tiene esta modera infraestructura, ubicada en el barrio residencial de Achumani, al sur de La Paz, y anunció su habilitación para el tratamiento del personal de salud afectado por el COVID-19.

“El gimnasio era especial para la recuperación de las rodillas y, como todos recuerdan, Morales tenía problemas con su rodilla; además fue operado. Aquí hay miles de dólares invertidos. Tenemos un tomógrafo valuados en $us 800.000 (…). Tenemos respiradores, equipos de rayos equis móviles”, afirmó la autoridad.

El sitio, conocido como la “clínica cubana”, no contaba con ningún letrero de aviso o de señalética que dé la referencia de una instalación de salud. Murillo y López, junto a las autoridades del Ministerio de Salud, mostraron por primera vez a los periodistas los “secretos” y las prestaciones del centro de salud.

A la suite, donde se alojaba Evo Morales durante sus convalecencias, se ingresaba por el jardín y por una puerta discreta. La cama de esa habitación tiene movimientos eléctricos y secuenciales, además de un sistema de provisión de oxígeno. “Estos ventiladores son de la mejor marca del mundo”, comentó uno de los médicos que hizo el recorrido por la clínica.

Luego de mostrar la habitación, el ministro Murillo se dirigió hacia el sauna, con instalaciones hidráulicas para dotar aire seco y vapor, y que era de uso exclusivo de esa suite. “Esta era la habitación del jerarca”, comentó la autoridad durante el recorrido.

El Ministro de Defensa comentó, luego de la visita, que esta clínica era de uso exclusivo de Morales y de la cúpula del anterior gobierno. “Canchas para el pueblo y clínicas para Juan Ramón Quintana (exministro de la PresidenciaI), Evo Morales, (Álvaro) García Linera”, señaló la autoridad luego de declararse indignado.

Los laboratorios cuentan con equipos de medición únicos en Bolivia y existe un quirófano que emplea tecnología digital.

Ahora, este centro de salud estará en funcionamiento en el plazo de 10 días con unas 42 camas para el tratamiento de cuidados intensivos y favorecerá al personal de salud, así como a los miembros de “primera línea” de la Policía y las Fuerzas Armadas (FFAA).

Agencia Boliviana de Información (ABI)