El ministro de Exteriores en funciones español, Josep Borrell, ha afirmado hoy que el Gobierno  «limitará» las actividades políticas del líder opositor venezolano Leopoldo López, que se encuentra refugiado en la residencia del embajador español en Caracas. «España no va a permitir que su Embajada se convierta en un centro de activismo político», ha aseverado Borrell en una visita oficial a Líbano. Al menos cinco manifestantes han muerto en las protestas en el país sudamericano, según la ONU.

Fuente: ElPais.es