Una densa calima se cierne sobre la capital durante la tarde de este sábado 23 de mayo causando que el ambiente se torne opaco y con un olor intenso a polvo y partículas quemadas.

El fotógrafo de la agencia EFE, Miguel Gutiérrez, logró capturar cómo el sol, tornado en un color rojizo”, se oculta entre las edificaciones caraqueñas.