Ante las manifestaciones ciudadanas, alteraciones del orden público y la delicada situación de seguridad que se ha tomado ciudades como Cali y Bogotá, el presidente Iván Duque Márquez, a través de una alocución televisada, convocó para la próxima semana a una “conversación nacional” que pueda fortalecer la agenda vigente de política social que permita, en el mediano y corto plazo, cerrar las brechas sociales, luchas contra la corrupción y construir una “paz con legalidad”.

“El Gobierno cree en el diálogo social. Somo un gobierno que escucha, la comunidad que se ha manifestado de manera legítima es la sociedad que nos ayuda a construir (…) Esta conversación se dará desde las regiones, con todos los actores sociales y políticos, utilizará medios electrónicos y mecanismos de participación para todos los colombianos”, señaló este viernes el mandatario.

En ese mismo sentido, expresó que esta conversación “buscará tener un cronograma claro, para que todos podamos edificar un camino significativo de reformas (…) Los espacios para el diálogo existen. La mesa de concertación laboral se ha venido reuniendo, al igual que sucede con la Mesa de Diálogo con los estudiantes y docentes. Estos espacios serán aprovechados al máximo”.

Le puede interesar: ¡Atención! Decretan toque de queda en toda Bogotá

Duque también se refirió a los hechos de violencia que han sucedido en las últimas horas y comentó que su obligación como Gobierno es hacer respetar el derecho a la seguridad que tienen los colombianos. “El cumplimiento de las funciones del Estado y el respeto de nuestra Constitución jamás estarán sujetos al chantaje de los que llaman al odio y a la violencia entre los colombianos (…) Una cosa es la expresión pacífica a través de la protesta, y otra bien distinta es aprovechar la protesta para sembrar el caos. Una cosa es que Colombia marche por un mejor país, y otra es que politiqueros quieran utilizar estas expresiones para su beneficio personal”.

Duque también se refirió a los hechos de violencia que han sucedido en las últimas horas y comentó que su obligación como Gobierno es hacer respetar el derecho a la seguridad que tienen los colombianos. “El cumplimiento de las funciones del Estado y el respeto de nuestra Constitución jamás estarán sujetos al chantaje de los que llaman al odio y a la violencia entre los colombianos (…) Una cosa es la expresión pacífica a través de la protesta, y otra bien distinta es aprovechar la protesta para sembrar el caos. Una cosa es que Colombia marche por un mejor país, y otra es que politiqueros quieran utilizar estas expresiones para su beneficio personal”.