La epidemia de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus, representa “la emergencia sanitaria más grave” para China desde la fundación de su sistema político actual en 1949, ha asegurado este domingo el presidente chino, Xi Jinping.

Por elpais.com

Xi ha hablado en un encuentro extraordinario por su naturaleza: una videoconferencia en la que han participado los cerca de 200 miembros del Comité Central y sus suplentes (el órgano de gobierno más amplio del Partido Comunista), los principales dirigentes militares, y los funcionarios destacados del Partido hasta el nivel de distrito comarcal. En total, según el periódico chino Global Times, cerca de 170.000 cargos.

Según la valoración del jefe de Estado y secretario general del Partido, la situación de la epidemia sigue siendo “sombría y compleja” y se encuentra “en el momento más crucial” para atajar su propagación.

Todos los niveles de gobierno y del Partido deben hacer “esfuerzos incansables” por controlarla al tiempo que se retoma gradualmente la actividad económica, casi paralizada desde que el 23 de enero, coincidiendo con el comienzo de las festividades del Año Nuevo lunar, China comenzó a imponer duras medidas de cuarentena, primero sobre una quincena de ciudades en Hubei -la provincia donde se originó la epidemia- y después, con más o menos severidad, entre centenares de millones de personas.