Un cuarto prototipo del cohete Starship de la empresa SpaceX explotó el viernes después de una prueba en las instalaciones de la compañía en Texas, Estados Unidos, según informó un artículo de la cadena CNBC.

La compañía estaba realizando una prueba del motor del cohete, en un testeo en el terreno conocido como fuego estático. Unos minutos después de la prueba, que inicialmente parecía exitosa, el prototipo de la nave espacial identificada como “Número de Serie 4” (SN4) se partió como consecuencia de una explosión.

Este prototipo es distinto del cohete Falcon 9 y la nave espacial Crew Dragon, también de la compañía, que este fin de semana lanzará astronautas de la NASA al espacio desde Florida. Ese sistema de cohetes ha lanzado previamente satélites al espacio con éxito docenas de veces, después de años de desarrollo y pruebas.

Un prototipo del Starship de Space X explotó durante una prueba el viernes en TexasUn prototipo del Starship de Space X explotó durante una prueba el viernes en Texas

El prototipo que explotó el viernes fue diseñado por la compañía con el objetivo de enviar a personas y carga a la luna y a Marte. El cohete está diseñado para ser reutilizable, con el objetivo de que SpaceX pueda lanzarlo y aterrizarlo varias veces, como un avión comercial. Además, la apariencia brillante de Starship se debe al tipo de acero inoxidable que se utilizó para construir el cohete.

Este último prototipo de Starship es el cuarto construido por SpaceX. Si bien ha es el que ha llegado más lejos en los testeos, superando varios hitos críticos – incluida una prueba de presurización que había frustrado la versión anterior del cohete- la compañía aún no ha llegado a la etapa de hacerlo volar.

Un prototipo del Starship de Space X explotó durante una prueba el viernes en TexasUn prototipo del Starship de Space X explotó durante una prueba el viernes en Texas

SpaceX ha trabajado agresivamente en el desarrollo de Starship. La compañía tiene como objetivo alcanzar el espacio a finales de este año, y la luna para 2022.

SpaceX es sólo una de una serie de firmas que en las últimas décadas se lanzaron a intentar conquistar un mercado nuevo, el de los vuelos espaciales. Si tiene éxito en su misión del sábado próximo, marcará un antes y después para el sector privado en la industria y lo pondrá al día en una carrera en la que hasta ahora está décadas por detrás del desarrollo alcanzado por las agencias gubernamentales de las principales potencias.

Un prototipo del Starship de Space X explotó durante una prueba el viernes en TexasUn prototipo del Starship de Space X explotó durante una prueba el viernes en Texas

El empresario Elon Musk -cofundador de Paypal, Tesla Motors, The Boring Company y otras, dueño de una fortuna de USD 36.000 millones- fundó la compañía en 2002 con el objetivo de reducir los costos del transporte espacial y, como objetivo de largo plazo, hacer posible la colonización de Marte.