El expresidente español, José María Aznar (1996-2004) defendió este miércoles durante una conferencia en Paraguay la necesidad de una «intervención» en Venezuela, aunque no matizó de qué clase, porque «el precio de no intervenir puede ser más alto que el de intervenir».

Aznar afirmó que la «consolidación del régimen venezolano» de Nicolás Maduro puede producir un «efecto contaminante en todos los países», especialmente en Latinoamérica, durante su ponencia en la sede de la Universidad San Ignacio de Loyola de Asunción.

El exmandatario advirtió que habrá «consecuencias» negativas si «el país más importante del mundo» y las más de 50 democracias que apoyan al jefe de la Asamblea Nacional venezolana, Juan Guaidó, como presidente encargado del país, «no son capaces de que asuma sus competencias».

Por ello, reivindicó la necesidad de una intervención, aunque él mismo matizó que no especificaba el tipo de intervención, porque para el expresidente el precio de la inacción internacional en el país caribeño podría ser más elevado.

Aznar calificó a Venezuela como «un ejemplo muy claro de populismo» y de «cómo se puede vaciar un país democráticamente» y alertó de que sus «dirigentes están al servicio del narcotráfico». «No solo es una dictadura, es un narcoestado», enfatizó.

El expresidente español también se refirió a la crisis importante que, a su juicio, viven las democracias liberales, afectadas por el aumento del populismo, el nacionalismo y la menor confianza en el libre comercio.

En ese sentido, comentó que «cuando antes se hablaba de populismo todo el mundo miraba a Latinoamérica», pero actualmente «se puede mirar también a Norteamérica, Europa y Asia».

Visita a Paraguay

Aznar, de visita en Paraguay esta semana, fue recibido el martes por el jefe del Estado paraguayo, Mario Abdo Benítez, con quien abordó «temas varios» enfocados a «transformar la calidad de vida en Paraguay», según informaron a Efe fuentes de Presidencia.

Así como sobre los «desafíos» de la política internacional, según escribió Abdo Benítez posteriormente en su cuenta de Twitter.

El político eludió responder a las preguntas de los periodistas sobre la reciente derrota de la formación que presidió, el Partido Popular,que en las elecciones generales españolas perdió 71 escaños y 3,6 millones de votos.

Aunque se retiró de la política en activo, Aznar sigue vinculado a estas actividades a través de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES), que él mismo preside y que está orientada a difundir pensamientos y políticas liberales.

Fuente: ABC.ES