Estados Unidos sobrepasó este lunes el medio millón de muertes por COVID-19 y el presidente Joe Biden tiene planeado marcar este triste momento con un acto en la Casa Blanca al que seguirá un momento de silencio y una ceremonia de encendido de velas.

Según el Centro de Recursos para el Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos lleva hasta la fecha 500.071  muertes y 28.174.133 infecciones de coronavirus, la mayor cifra en ambos rubros en el mundo.

Hace apenas poco más de un año que la nación confirmó su primera muerte por coronavirus.

«Por décadas en el futuro estaremos hablando sobre este terrible hito histórico en la historia del país, que tantas personas murieron de una infección transmitida por la respiración”, dijo el domingo Anthony Fauci, el principal experto en enfermedades infecciosas de EE.UU., a la cadena CNN.

Para conmemorar el lamentable acontecimiento, el periódico The New York Times dedicó un gran espacio de su primera página el domingo a un gráfico con casi 500.000 puntos, representando a cada individuo que ha sucumbido al virus en el país.

Mientras tanto, la campaña de vacunaciones sigue en marcha en todo Estados Unidos, aunque la semana pasada sufrió algunos tropiezos debido a las tormentas de nieve que impactaron a gran parte del país.

La semana pasada, Biden prometió que para finales de julio habrá 600 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus, suficientes para “para vacunar a todos los estadounidenses en todo el país”.

En general los nuevos casos y las muertes han disminuido visiblemente desde mediados de enero, pero los expertos advierten que no se puede bajar la guardia.

Fauci dijo el domingo que no puede predecir cuándo Estados Unidos pudiera retornar a la vida regular de antes de la pandemia, aunque se aventuró a pronosticar “un significativo nivel de normalidad” para fines de 2021.