El primer vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, Diosdado Cabello, llegó este jueves a Cuba para coordinar con altos funcionarios de la isla los preparativos del XXV Foro de São Paulo, que se celebrará en Caracas del 25 al 28 de julio de este año.

Cabello, que preside la asamblea nacional constituyente, declaró sus intenciones al llegar al aeropuerto internacional José Martí de La Habana al frente de una delegación del PSUV para realizar una visita de dos días a la isla, según un reporte de la televisión estatal cubana.

«Para nosotros su experiencia es fundamental», afirmó Cabello, y señaló que Venezuela y Cuba en los últimos años acuden a los foros internacionales «como un solo equipo de trabajo» y con «propuestas en la misma línea».

«No solo ya en propuestas concretas (…) sino (…) para que se sepa en el mundo lo que ocurre en Cuba, lo que ocurre en Venezuela con los ataques que contra nuestros pueblos se dirigen desde otros países, especialmente desde Estados Unidos», añadió Cabello.

El Foro de São Paulo es un mecanismo de concertación de partidos y movimientos sociales de izquierda y progresistas de América Latina y el Caribe, surgido en 1990 bajo el auspicio del Partido de los Trabajadores de Brasil.

Diosdado Cabello también se refirió a recientes comentarios del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien reconoció que su gobierno se ha topado con dificultades para mantener unida a la oposición en Venezuela.

«Nuestro dilema, que ha sido mantener unida a la oposición, ha resultado ser tremendamente difícil», dijo Pompeo.

Sus opiniones aparecieron recogidas el miércoles en un artículo del diario The Washington Post, que accedió a un audio de una reunión privada que Pompeo mantuvo en Nueva York y en la que habló sobre las divisiones dentro de la oposición venezolana, con la que Estados Unidos se ha coordinado para forzar la salida de Nicolás Maduro de la presidencia del país suramericano.

«Quisiéramos nosotros tener en Venezuela una oposición que haga propuestas, que ante la propuesta de nuestro socialismo ellos digan, bueno nosotros queremos el capitalismo», apuntó Cabello.

El también líder de la oficialista asamblea nacional constituyente de Venezuela fue recibido a su llegada a la capital cubana por el vicejefe y coordinador del departamento de Relaciones Internacionales del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (único legal y en el gobierno), Ángel Arzuaga, y el viceministro de Relaciones Exteriores, Rogelio Sierra.

Venezuela es el principal aliado político y económico de Cuba, cuyo gobierno respalda al de Nicolás Maduro y ha rechazado el reconocimiento brindado por buena parte de la comunidad internacional al líder de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, como mandatario interino.

Los dos países mantienen desde 2001 un amplio convenio de cooperación por el que La Habana recibe petróleo a precios subsidiados a cambio del envío a Venezuela de servicios profesionales, fundamentalmente médicos y maestros.

En los últimos meses, Estados Unidos ha aumentado la presión y las sanciones sobre Cuba, país al que acusa de sostener y brindar apoyo en materia de seguridad e inteligencia al gobierno de Maduro, algo que las autoridades cubanas niegan.

El Ejecutivo de Cuba reiteró este jueves en una declaración que pese a las presiones seguirá apoyando la gestión de Maduro.

«La solidaridad de Cuba con el presidente constitucional Nicolás Maduro (…) no es negociable. Los más de 20.000 colaboradores cubanos que de manera voluntaria y abnegada prestan servicios sociales en ese país, la mayor parte de ellos en el sector de la salud, seguirán allí mientras los acoja el pueblo venezolano, cooperando con esa nación hermana», se lee en la declaración.

TAGS