Este jueves la Corte de Londres negó la petición del régimen de Nicolás Maduro de tomar control sobre el oro del Banco Central de Venezuela para presuntamente “financiar” ayudas para la pandemia del Covid-19 a través del Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (Pnud).

Así lo detalló la Procuraduría Especial de la presidencia encargada de Venezuela a través de un comunicado, destacando que Maduro pretendía apropiarse de 930 millones de euros.

“Cualquier gasto del BCV debe basarse en la previa autorización presupuestaria dictada por la Asamblea Nacional con base en el artículo 314 de la Constitución, ademas, solo la junta administrativa ad-hoc designada por el Presidente encargado Juan Guaidó, en el marco de su autonomía, podría representar al BCV para disponer del uso de sus activos”, reza parte del comunicado.