Fue un jueves 7 de marzo de 2019, a pocos minutos de las 5 de la tarde, cuando Venezuela se quedó a oscuras por primera vez. No funcionaban las líneas telefónicas y los servicios de internet también eran limitados. Las voces de los venezolanos fueron extinguidas a través de cualquier canal de comunicación. En los primeros minutos, pocos sabían que se trataba de un apagón que había abarcado todo el territorio nacional. La oscurana se extendió por más de cuatro días siendo la falla eléctrica más larga registrada en el país a lo largo de su historia. Pero a lo largo de 2019 los venezolanos no solo han padecido las consecuencias de los cortes de electricidad programados que limitan servicios esenciales, también se han enfrentado a un oscurantismo discrecional que restringe las libertades digitales, bajo una fórmula que combina apagones en la red y mecanismos de control de contenidos.

Por: Daniela Alvarado Mejias, Roraima Grillet, Mariengracia Chirinos, Yhoger Contreras y Camila Agelvis | IPYS Venezuela

Así lo reflejan los datos del Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (IPYS Venezuela). Esta organización desarrolló un estudio que constató 881 bloqueos en plataformas digitales entre el 1 de enero y el 25 de julio de 2019. Los resultados evidenciaron que los portales informativos padecieron la mayoría de las afectaciones, y que estas se ejecutaron principalmente desde las conexiones de CANTV, Movistar, Digitel, Inter y Movilnet. Estos proveedores de servicio de internet, privados y estatales, aplicaron la misma práctica de censura al ejercer bloqueos intermitentes, unos temporales y otros continuos, en el período en el que esta se revisaron las incidencias.

Estas medidas de censura en internet se verificaron con base en los datos del sistema de monitoreo de Derechos Digitales de IPYS Venezuela, los casos reportados por el observatorio de internet, Netblocks, y mediante la herramienta OONI Explorer, un mapa global que permite explorar e interactuar con todas las mediciones de red que se han recopilado a través de pruebas del Observatorio Abierto de Interferencia en la Red (OONI, por sus siglas en inglés) desde 2012 hasta la fecha.

Acceso prohibido

Las plataformas digitales padecieron 435 bloqueos por HTTP, un tipo de censura digital que consiste en un error temporal de no respuesta de los puertos de conexión de la plataforma en el que los sistemas de los proveedores de internet no reconocen las direcciones web. Otros 318 fueron bloqueos por DNS, una técnica de obstaculización de la ruta de conexión web en el que los servidores del sistema de nombres de dominios (DNS) no responden. También se reportaron 78 bloqueos por IP, un mecanismo que restringe las conexiones desde las direcciones de conexión de los usuarios, debido a que se “establecen prohibiciones para consultar páginas web, declarando como ilegal el IP o el TCP, que funcionan como un número de localizador o un puerto asignado a cada usuario para su conexión a internet”.

Las evidencias recabadas permitieron identificar que al menos 48 páginas web de medios de comunicación, nacionales y extranjeros, cuyos contenidos tienen un alto impacto en el país, fueron censuradas arbitrariamente 434 veces en Venezuela, en los primeros siete meses de 2019. Con más de 20 interrupciones de acceso las más restringidas fueron: NTN24, VIVOplay, El Pitazo, VPItv, El Nacional, Aporrea y Noticia al día.

Las plataformas y herramientas de comunicación para la difusión de contenidos multimedia y mensajería instantánea fueron el segundo tipo de espacio digital más vulnerado al padecer 165 casos de censura. Estos bloqueos en internet vulneraron las garantías a la libre expresión y el acceso a la información pública de los venezolanos en la red, pues el 70% de los casos de censura digital que se registraron entre enero y julio se ejecutaron en portales de noticias y en plataformas de redes sociales.

Otros de los sitios web que tampoco escaparon de las interrupciones fueron los motores de búsqueda de Google, Bing y Yahoo, siendo este último también afectado cuando los usuarios intentaron acceder a un buscador poco conocido como lo es AltaVista, que luego de ser cerrado el 8 de julio de 2013 sus visitas se redirigen a Yahoo. Estos buscadores se vieron restringidos por 52 hechos de censura, mientras que las herramientas de anonimización para una navegación privada sufrieron 48 restricciones. Además, sitios web de organismos internacionales de promoción y defensa de los derechos humanos sumaron un total de 46 bloqueos a sus plataformas. Este es un nuevo fenómeno que aparece en Venezuela en el que la observancia y la documentación sobre violaciones a las libertades fundamentales son considerados sensibles y son objeto de bloqueos.

Al menos 5% de los registros mostraron controles de contenidos que se ejercieron hacia sitios web de organismos de derechos humanos como el de la Organización Mundial Contra la Tortura (OMCT), la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR por sus siglas en inglés), el Observatorio de Derechos Humanos (HRW), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la Organización de los Estados Americanos (OEA), y la Comisión Islámica de Derechos Humanos (IHRC). En menor medida hubo restricciones en los observatorios de interferencias en internet Netblocks y Venezuela sin filtro, y hasta en la aplicación Run OONI. Esta práctica fue compartida por Cantv, Movistar, Inter, Digitel y Movilnet.

Marginados de la red

Los registros de OONI también demostraron que hubo 112 casos de bloqueos temporales y 15 de ellos prevalecieron de forma intermitente a lo largo de los primeros siete meses de 2019. La plataforma Youtube fue la más afectada debido a que registró 41 bloqueos momentáneos por HTTP e IP, que se ejercieron de manera temporal, por lapsos específicos de tiempo, desde los proveedores de Cantv, Movistar, Digitel y Movilnet. Seguidamente aparecieron los sitios informativos NTN24, que sumó un total de 28 bloqueos que se implementaron bajo las tres modalidades de censura digital, y la televisora digital VIVOplay, que sufrió la misma cantidad de limitaciones pero solo por afectaciones de DNS e IP.

El sitio de noticias independiente El Pitazo también se encontró en el grupo de los espacios digitales más vulnerados al sumar 27 impedimentos a la libre difusión de sus contenidos. Estos tres medios además fueron censurados de manera continua, desde el mes de enero hasta julio, y los registros demuestran que entre los responsables de estas medidas coinciden las operadoras Cantv, Movistar y Digitel. Pero los bloqueos también fueron aplicados por otras empresas de telecomunicaciones como Supercable, que afectó a la página de El Pitazo, y la compañía Inter que impidió el acceso de los usuarios a NTN24 y VIVOplay.

Las incidencias de censura en la página web de El Pitazo han sido evidenciadas por IPYS Venezuela desde 2017. Estos bloqueos, ejecutados bajo las modalidades HTTP y DNS, obligaron a este medio digital a vincular su página web a otros cuatro dominios para sortear las acciones de silenciamiento en su contra. En junio de 2019, esta organización con el apoyo de su Red Nacional de Corresponsales, comprobó mediante una serie de pruebas que se corrieron a través de la metodología OONI nuevos bloqueos que censuraron a su cuarto dominio, elpitazo.net.

Frente a estas restricciones el director de El Pitazo, César Batiz, denunció ante el Ministerio Público, las empresas Movistar y Digitel, y a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), por los bloqueos constantes al portal informativo. Hasta el momento en el que se publica este reporte, ningún ente público, ni las operadoras telefónicas ni Conatel ha informado al medio digital sobre las razones de estas medidas.

IPYS Venezuela, además, tuvo acceso a algunos correos en los que Conatel ordenaba a los proveedores privados Movistar y Digitel ejecutar algunas de estas prácticas de censura, que se han aplicado sin cumplir el principio del debido proceso y bajo fenómenos de opacidad pues se desconocen los criterios de su ejecución. En agosto de 2018 las dificultades para acceder a contenidos informativos en la red también fueron evidenciadas por esta organización en la investigación Intercortados, que consistió en la búsqueda de las mismas 53 páginas web, casi 700 veces cada una. Estas mediciones se realizaron con el apoyo de ciudadanos de distintos estados del país coordinados por la Red Nacional de Corresponsales de IPYS Venezuela, y bajo la metodología de OONI.

Otros de los medios afectados en los primeros siete meses de 2019 fueron el canal de televisión online, VPItv, que tuvo 26 interrupciones por DNS y HTTP desde Cantv, Digitel, Inter y Movistar, y la web del diario El Nacional, uno de los principales medios de Venezuela, que también fue censurada por 23 bloqueos de tipo DNS y HTTP por parte de las teleoperadoras Cantv, Inter y Movilnet. De acuerdo con los registros del sistema de monitoreo de derechos digitales de esta organización, los bloqueos al portal de VPItv comenzaron en 2017, en tanto que la página de El Nacional está sufriendo estas restricciones desde el 2018.

En 2019, aparecieron mecanismos de censura digital que afectaron la difusión de los contenidos del sitio de noticias Aporrea, caracterizado por abrir espacio para la crítica del chavismo. Este portal fue bloqueado por las empresas Cantv, Digitel, Movistar y Movilnet y solo se empleó la modalidad por HTTP. Igual ocurrió con el medio informativo Noticia al día que entre los meses de enero y mayo, fue bloqueado 19 veces, bajo el método por DNS, que afectaron solamente a los usuarios de Cantv y Movistar.

Entre los 39 portales vulnerados por más de 10 acciones de censura se encontraron varios los medios venezolanos: Armando.info, con 16 afectaciones continuas de tipo HTTP desde las conexiones de Cantv y Movilnet, Efecto Cocuyo, que sumó 15 bloqueos temporales por HTTP y DNS ejercidos desde Cantv, Movistar, La Patilla, también con 15 casos de censura bajo las modalidades HTTP Y DNS por parte de Cantv, y los portales de Dolartoday (15), Minuto30 (14), Maduradas (12), Noticias Venezuela (12), 2001 (11) y Meridiano (10). Las versiones digitales de medios estatales no fueron exentas de estas restricciones.

La opacidad domina en los criterios en los que se ejerce la censura en Venezuela y incluso la lista de bloqueos se maneja con discrecionalidad, pues los registros de OONI también mostraron episodios de bloqueos que afectaron a medios oficiales: la web de Venezolana de Televisión (VTV) sufrió un bloqueo temporal por IP desde Cantv, y el diario Correo del Orinoco que fue censurado por HTTP en dos momentos desde Inter.

La censura digital también se extendió hacia los medios internacionales. El portal de noticias extranjero que padeció más limitaciones fue el del diario El Tiempo, de Colombia, que según los registros se vio impedido por 21 bloqueos temporales de tipo DNS, ejecutados por la empresa Movistar. Además se obstaculizó el acceso al sitio web de Infobae, que tuvo 16 episodios de censura por DNS desde Cantv, Digitel, Inter y Movistar, y a la página de EVTV Miami que sufrió 14 bloqueos por HTTP desde Cantv e Inter.

También hubo limitaciones frecuentes en contra de los servicios de Google y la red TunnelBear, una VPN que se utiliza para conectar una o más computadoras a una red privada utilizando internet. Las evidencias demostraron que las vulneraciones en contra de Google ocurrieron un total de 20 veces, y solo se ejercieron desde Cantv. Estos bloqueos no solo afectaron a su buscador sino a otros de los productos y servicios que ofrece como Gmail, que tuvo 8 impedimentos, Cuentas de Google (2), Hangouts (1) y su Calendario (1). En el caso de TunnelBear, que totalizó 24 episodios de censura, se pudo conocer que estos hechos restrictivos fueron realizados por Cantv y la compañía Movistar.

Estas medidas restrictivas de alcance masivo igualmente se percibieron en las redes sociales Twitter, que fue obstaculizada en 15 oportunidades por bloqueos continuos por HTTP, desde las teleoperadoras desde Cantv, Inter, Movistar, Movilnet y Supercable, Instagram, donde se comprobaron 12 limitaciones por HTTP y DNS por parte de Cantv, Movistar y Movilnet, y Facebook que fue censurado en 10 momentos por los mismos dos tipos de modalidad desde los servicios de Cantv, Digitel, Inter, Movistar y Movilnet.

La cobertura de los eventos relacionados con la ayuda humanitaria en Venezuela fue también un tema vulnerable en internet durante el 2019. Justamente, estas prohibiciones de acceso a los contenidos limitaron a las páginas Voluntarios por Venezuela y Venezuela aid live, siendo esta última bloqueada por órdenes expresas de Conatel según la información que recibió esta organización en el mes de febrero, en la que se muestra cómo el ente regulador envió comunicaciones a las operadoras para que ejecutaran los bloqueos contra este sitio web.

Bloqueos en contexto

El comportamiento mensual de estas prácticas de censura demostró que mayo se posicionó como el mes más vulnerado con un total de 209 casos de bloqueos. De acuerdo con los datos documentados por IPYS Venezuela, y las evidencias de los observatorios de interferencias en internet, nacionales e internacionales, Vesinfiltro y Netblocks, entre el 16 y el 28 de mayo de 2019 predominaron las limitaciones a la libre difusión de información en Youtube, Periscope, Google y Bing, por la censura de la empresa estatal Cantv, impuesta durante las sesiones ordinarias de la Asamblea Nacional (AN) y en las apariciones públicas del presidente del parlamento, Juan Guaidó.

En el mes de febrero, que sumó 174 bloqueos, también se identificó este patrón de silenciamiento mientras ocurrían eventos de relevancia política y social en el país protagonizados por las voces disidentes del Gobierno de Nicolás Maduro. El 23 de febrero, día que estuvo marcado por el intento del ingreso de la ayuda humanitaria al país liderada por la Asamblea Nacional, destacó por la agudización de las medidas de censura en internet que afectaron el acceso de los ciudadanos a los contenidos informativos difundidos a través de VPI TV, Vivoplay, Efecto Cocuyo, Armando.info, Aporrea, Últimas noticias, El Tiempo, EVTV Miami, MTV, Venezuela aid live, Youtube, Facebook e Instagram.

Las restricciones arbitrarias en la red igualmente ocurrieron con frecuencia en marzo, cuando se ejecutaron 153 bloqueos al tiempo que toda Venezuela quedó a oscuras por dos apagones nacionales que dejaron incomunicada a la ciudadanía por más de 100 horas. En el primero de estos episodios de desconexión, que ocurrió desde el 7 hasta el 11 de marzo, sufrieron impedimentos 19 sitios web dedicados principalmente a la difusión de noticias, para compartir contenidos multimedia, herramientas de comunicación y portales sobre derechos humanos. Este fue justo el lapso en que el país llegó a experimentar desconexiones que dejaron fuera de línea a alrededor del 97% de los usuarios, según los datos de Netblocks.

Aunque en abril hubo una leve disminución de estos hechos de censura y ocurrieron solo 120 casos, en fechas como el 30 de abril se recogieron evidencias de 15 bloqueos en las plataformas de Twitter, Periscope, Youtube, Facebook, Instagram, Soundcloud, Whatsapp, Telegram y Google, así como en los portales de medios de comunicación, nacionales y extranjeros, Globovisión, Caraota Digital, CNN Español y The New York Times. Estas medidas de censura se dieron desde horas de la mañana de ese día, mientras transcurrían acciones políticas de supuestos alzamientos militares, liderados por el activista opositor Leopoldo López, en las adyacencias de la base área en La Carlota, Caracas.

El mes de enero alcanzó un total 106, siendo junio y julio los meses de menores incidencias con 73 y 42, respectivamente. Estos resultados también se relacionan con el número de casos de censura efectuados mensualmente por cada proveedor, pues precisamente en mayo la empresa estatal Cantv ejecutó la cantidad más alta de bloqueos al sumar 130 casos. Esta tendencia además se percibió en Movistar, que ese mismo mes practicó 39 impedimentos a los contenidos de páginas web, y en la compañía Inter que censuró en 22 ocasiones. En cambio el proveedor Digitel realizó más bloqueos en junio, sumando 17 casos, y la actuación de Movilnet reveló el mismo número de restricciones en mayo y junio.

Censores digitales

La Compañía Anónima Nacional de Teléfonos de Venezuela (Cantv), principal proveedor de internet en Venezuela, presentó un porcentaje de restricciones de 66 por ciento acumulando un total de 593 bloqueos en sus diferentes modalidades. Las interrupciones por HTTP fueron las más aplicadas desde Cantv con 344 de los 435 casos. Mientras que del tipo DNS ejecutó 140 de 317, y por IP se encontraron 65 ocurrencias de las 78 que fueron comprobadas por IPYS Venezuela y OONI.

El segundo proveedor que aplicó más bloqueos fue la empresa privada Movistar, que tuvo bajo su responsabilidad 111 impedimentos en la red. A diferencia de Cantv, en el caso de Movistar se observaron mayores hechos de censura por DNS, pues sumó 87 bloqueos bajo esta modalidad, 21 por HTTP y 3 por IP. Igualmente ocurrió desde el servicio de Inter, también teleoperador privado, que de los 59 bloqueos que ejerció contra las plataformas en línea 42 fueron por DNS y 22 por HTTP.

Este patrón de censura desde el funcionamiento del DNS fue además el más utilizado por parte de Digitel, que del total de 54 bloqueos que implementó 42 de ellos fueron por esta modalidad, y 12 por HTTP. En cuanto al proveedor estatal, Movilnet, el bloqueo por HTTP fue el que empleó de manera más frecuente y lo usó en 21 ocasiones, siendo estos seguidos por 10 impedimentos de tipo IP y solo 4 por DNS.

Contra los estándares

Entre marzo y julio de 2019, Naciones Unidas tuvo entre su agenda de preocupaciones los bloqueos y la restricciones para el acceso a contenidos a sitios web y redes sociales en Venezuela. Así lo hicieron saber en comunicaciones privadas y también en el informe país que publicaron a propósito de las graves violaciones de derechos humanos en Venezuela. Desde la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos y desde la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, en estos meses, le han exhortado al Estado venezolano de que se abstenga de obstaculizar el flujo de contenidos e imponer medidas de censura digital en Venezuela.

El filtrado de contenidos que termina en nuevas prácticas de censura se consideran violaciones a los derechos digitales y a las libertades fundamentales de los ciudadanos. Por eso, la OEA y la ONU, de manera conjunta, han dicho que son inadmisibles las limitaciones que afecten la circulación de contenidos en internet, a través de prácticas que afecten la pluralidad y la neutralidad del espacio digital.

Según el estudioso de la comunicación en Venezuela, estos mecanismos no solo afectan la libertad de difundir información sino también la libertad de recepción que deben tener garantizados todos los ciudadanos, sin obstáculos.

Registros abiertos

En función de estos estándares, IPYS Venezuela realizó un monitoreo técnico sobre bloqueos en la red se fundamentó en los datos recabados por el sistema de alertas a los Derechos Digitales de esta organización, los casos reportados por el observatorio de internet, Netblocks, y la metodología desarrollada por el Observatorio Abierto de Interferencias en Internet (OONI), una comunidad mundial de la que IPYS Venezuela forma parte, y que desde el 2012 se dedica a buscar hechos de censura, vigilancia y manipulación del tráfico en internet en distintas partes del mundo.

Estos patrones de censura digital en Venezuela, que afectan la disponibilidad de contenidos y el derecho de los ciudadanos a consultar información en las plataformas en internet, fueron verificados y documentados por el equipo de trabajo gracias a los registros de la herramienta OONI Explorer, un mapa global que permitió conocer y analizar todas las mediciones de red que este observatorio ha recopilado hasta la actualidad.

Estas evidencias facilitaron el levantamiento de los resultados y aportaron información sólida a la investigación, pues del total de 881 casos de bloqueos confirmados 826 se encontraron en la aplicación de OONI. Lo que además hizo posible identificar de forma detallada las estrategias que los principales proveedores de servicio de internet del país están usando para restringir el acceso de los usuarios.