Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), guerrilla colombiana, ha encontrado territorio fértil en el suelo venezolano. Nunca se fueron de la frontera. Al contrario, se han atornillado, han expandido su poder y su influencia, hasta el extremo que antes del inicio del nuevo año escolar hace varias semanas, arreglaron escuelas y dotaron a los niños de útiles escolares, en el municipio Rómulo Gallegos del estado Apure cuya capital es Elorza.

Por Sebastiana Barráez / infobae.com

Los habitantes de la zona hablan siempre con la advertencia de que allí la que manda es la guerrilla. “Sí, las FARC arregló escuelas en Macanillo, Capanaparo, Santa Josefina, Cunavichito, también algunas en Elorza”.

Al tratar de precisar cómo es que la guerrilla hace eso sin que la comunidad proteste, uno de los dirigentes locales lo explica. “Eso lo hace las FARC a través del comandante Misael y su hijo Misaelito. Ellos pagaron por la reparación de las escuelas. ¡Claro! No es que las arreglaron totalmente, pero sí pintaron, dotaron de pizarras, marcadores, repararon pupitres, entre otras cosas”.

Dice que la comunidad acepta a los guerrilleros como colaboradores, porque “ellos ayudaron a los maestros y a los alumnos con ropa y zapatos. Además, les están dando comida y ante la situación que hay en el país, pues la gente está muy agradecida”.

Ante la pregunta de si la gente sabe quiénes son las FARC, responde que sí. “Mira, sobre todo en la zona rural, la gente sabe que es la guerrilla, pero se sienten protegidos y ayudados. Y en el caso de Elorza creo que es hasta peor”.

El comandante Lucas

Mientras Misael es un comandante que responde al interior del municipio, un caso distinto es el llamado comandante Lucas. “Es el amo del pueblo. Para cualquier problema en Elorza, todo el mundo los manda a hablar con Lucas”.

Es interminable la lista de testimonios que dan cuenta de las actividades que desarrolla alias Lucas, que le han canjeado ascendencia entre la población. “Él ayuda para las operaciones, para las ayudas médicas, también da computadoras portátiles para los estudiantes destacados de medicina. Por ejemplo, si algún padre que tiene a su hijo fuera del pueblo, estudiando en una universidad, le pide audiencia a Lucas y le plantea el tema y él lo apoya”.

También reparó la escuela, los pupitres, los baños, y dio dotación de cuaderno y ropa. “Perdimos la soberanía”, nos dice.

Pero a medida que preguntamos más vamos descubriendo que la influencia del comandante Lucas no se queda en el ámbito de Elorza o el municipio. Hasta la zona llega gente de diversas partes del país a pedirle ayuda. “Recibe personas de Valencia, Maracay, le llevan proyectos urbanísticos, centros médicos para que los financie, cosas así”. Es una especie de Estado que aplica el orden, la justicia, ayuda, resuelve problemas y contrata.

El deber de la FANB

Sí, hay Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) en Elorza y en todo el municipio Rómulo Gallegos del estado Apure en los llanos venezolanos. Pero los funcionarios militares conviven con la guerrilla colombiana. Muchos funcionarios de la FANB se benefician, por necesidad o por corrupción, de las acciones de las FARC.

A Elorza la caracteriza lo que a todos los pueblitos influenciados por los misteriosos ríos del llano, son pequeños, su población estuvo dedicada casi siempre a las labores agrícolas, ganaderas y pesqueras. Está a orillas del río Arauca, que bordea gran parte del municipio que lleva el nombre del insigne escritor de la prestigiosa novela Doña Bárbara, quien además fuera presidente de Venezuela.

Estar en la frontera con Colombia ha hecho de Elorza un pueblo fuertemente influenciado por los grupos irregulares colombianos, pero especialmente las FARC, que se ha enseñoreado en la zona, controla y custodia el aterrizaje de las aeronaves en gran cantidad de pistas clandestinas.

Desde Elorza se llega, por carretera a poblaciones como Mantecal y Bruzual, pero también se va hasta Guasdualito capital del municipio Páez de Apure. Pero el río es el recurso más importante tanto para acciones lícitas como ilícitas en el municipio.

Elorza es conocida nacionalmente por lo que alguna vez fueron quizá las fiestas patronales más exitosas del país, que se celebraban el 19 de marzo. Pero eso quedó en el pasado, porque la crisis económica del país y la inseguridad opacaron la tradición.

En ese pequeño pueblo el jefe es el comandante guerrillero Lucas, que vive en una casa ubicada en el centro, detrás de la plaza de Elorza, incluso cerca de la alcaldía. “Él anda por el pueblo como si nada. Eso sí, lo escoltan con motos y armas largas, porque la Guardia Nacional y el Ejército conviven aquí con la guerrilla”

El campamento del Décimo Frente de las FARC, al cual pertenece el comandante Lucas, está ubicado en una finca en el poblado La Providencia. “Exactamente en la vía a río Caribe, después del escamoto del Ejército”, nos dice con naturalidad un habitante de la zona. “A él, a Lucas, no lo tocan, porque es aliado del comandante John 40 que está ahora en las minas del estado Bolívar”, concluye diciendo como si ese fuera el verdadero poder.