El Consorcio de Oleaginosas Portuguesa SA es una empresa que se encarga de la producción del aceite comestible NaturOil, margarina Mirasol y harina de soya. Ahora Coposa forma parte de las compañías intervenidas por el Estado.

Además, su exportación de alimentos procesados atrae una gran cantidad de divisas para Venezuela y produce más de 1.000 trabajos directos. Sin embargo, el régimen de Nicolás Maduro informó este viernes de su intervención por 180 días como parte de una estrategia para enfrentar la escasez de alimentos durante la cuarentena por coronavirus.

La medida informada por Delcy Rodríguez, vicepresidenta del oficialismo, vino acompañada por el anuncio del establecimiento de una mesa de trabajo para definir el precio de 27 rubros.

Por otro lado, indicó que las ventas de Alimentos Polar, Plumrose y el Matadero Turmero, ya que, de acuerdo con el régimen, estas empresas son una referencia especulativa para los comercios.

«El presidente ha pedido un plan para contener la especulación, un despliegue cívico-militar para proteger los derechos socioeconómicos de los venezolanos. Hay que precisar las distorsiones que se puedan estar presentando tanto en la estructura como en la cadena de costos», explicó.

Por su parte, Tareck El Aissami, vicepresidente del Área Económica, dijo que Coposa comenzó desde hoy a vender productos al sistema de distribución de los CLAP y a las cadenas privadas.

El control de precios según los economistas

Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, dijo que «siempre terminan en escasez, mercados negros, revendedores, colas. Y en estas condiciones en la destrucción del poco sector privado que queda de pie».

«¿Por qué mejoró el abastecimiento los últimos meses? Los privados importaban o producían, garantizaban la reposición de inventarios vía ajuste de precios. Si usted no puede recuperar inversión, simplemente no va a producir o importar», criticó.