La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) cerró el programa “Bajo La Lupa”, conducido por los periodistas Deudelis Oviedo y Jonás Jiménez, por su constante crítica hacía el régimen de Nicolás Maduro.

El programa radial, que tenía 11 años de trayectoria, denunció que Conatel había informado que ‘Bajo La Lupa’ estaba incumpliendo con algunas normas y lineamientos establecidos en la Ley de Telecomunicaciones, las cuales no fueron especificadas, y les conminó a revisar la programación o quedar sujetos a una investigación o posible querella legal.

Con el cierre de Bajo la Lupa, los medios de comunicación en Venezuela quedan cada vez más censurados. La prensa escrita, los programas radiales y los portales web son víctimas de la censura por parte de los esbirros del chavismo.

Incluso, en Nueva Esparta, hay emisoras que han cambiado radicalmente su estilo, para garantizar su permanencia en el espectro radiofónico.

Ante ello, el abogado venezolano, Francisco “Chivo” Narváez, se refirió al cierre del programa ‘Bajo La Lupa’ y se preguntó: “¿A qué le tienen miedo?, ¿Qué es lo que se esmeran en esconder? Será que de verdad ellos se creen los postulados comunistas sobre el dominio de un pueblo ignorante”.

El “Chivo” Narváez afirmó que “este pueblo aún tiene mucha reserva democrática, aquí todavía quedamos muchos neoespartanos dispuestos a defender los derechos de nuestro pueblo”, al tiempo que rechazó el cierre informativo que impone el Psuv en Nueva Esparta y en toda Venezuela.