Este anuncio se produce después de que Washington incluyera este mes al gigante chino Huawei en una lista de empresas sospechosas a las que los grupos estadounidenses no pueden vender material tecnológico.

El Gobierno chino va a crear su propia lista negra de empresas extranjeras «no fiables», anunció hoy (31.05.2019) el ministerio de Comercio, en plena rivalidad comercial y tecnológica con Estados Unidos.

El portavoz del ministerio, Gao Feng, dijo que la lista incluiría compañías y personas extranjeras que no cumplieron con las reglas del mercado o «dañaron gravemente los derechos e intereses legítimos de las empresas chinas», según los medios chinos.

«Las empresas, organizaciones y particulares extranjeros que no respetan las normas del mercado, que se alejan del espíritu de un contrato, que imponen embargos o cesan de suministrar a empresas chinas por motivos no comerciales y dañan gravemente sus intereses y derechos legítimos serán colocados en una lista de entidades no fiables», anunció Gao Feng.

Apple y Nike, posibles afectados

La lista de «entidades no confiables» es similar a la llamada «lista de entidades» operada por el Departamento de Comercio de Estados Unidos. Washington recientemente agregó a la lista al gigante chino de telecomunicaciones Huawei. La nueva lista china podría afectar a empresas estadounidenses como Apple y Nike, que dependen de China como fuente de producción y también de consumo.

Huawei envía a trabajadores a casa

Por otra parte, el Financial Times informó que Huawei ordenó a sus empleados cancelar las reuniones técnicas con los contactos estadounidenses y ha enviado a casa a numerosos empleados estadounidenses que trabajan en su sede central china.

El periódico citó al arquitecto jefe de estrategia de Huawei, Dang Wenshuan, diciendo que los ciudadanos estadounidenses que trabajan en I+D (investigación y desarrollo) fueron repatriados hace dos semanas, luego de que el grupo chino y 68 afiliados fueran incluidos en una lista negra.

El Financial Times aseguró que un taller en curso en ese momento se «disolvió apresuradamente, y se pidió a los delegados estadounidenses que retiraran sus computadoras portátiles, aislaran sus redes y abandonaran las instalaciones de Huawei». Del mismo modo, el periódico citó a Dang diciendo que Huawei también está limitando las interacciones entre sus empleados y ciudadanos estadounidenses.

Fuente: DW FEW (AFP, AP, dpa)